¡Camilo Vargas baja la cortina!