null: nullpx
New York City FC

OPINIÓN | Del laberinto en el que se encuentra New York City FC se sale por arriba

Habitual contendiente por las primeras posiciones, el conjunto celeste no ha conseguido ganar en sus primeros cinco partidos en la temporada regular de 2019.
9 Abr 2019 – 04:17 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Tras una temporada de debut en la que no alcanzó el objetivo de entrar a los Playoffs, New York City FC finalizó el curso regular de 2016 en la segunda posición de la Conferencia Este. 2017 fue un año en el que Toronto FC estuvo intratable, pero NYCFC fue segundo en la temporada regular. Y, pese a la salida del entrenador Patrick Vieira en el verano, el conjunto celeste se las arregló para ser tercero en 2018.

Fueron tres temporadas consecutivas en las que el club del barrio del Bronx se convirtió en sinónimo de competitividad y fortaleza a la hora de intentar atrapar sus objetivos. El conjunto neoyorquino todavía no alzó una MLS Cup, pero siempre fue un contendiente de primer nivel. Un equipo a temer.

Las primeras seis semanas de competición en 2019, sin embargo, nos devuelven una imagen no habitual de New York City FC. Con cinco partidos disputados el conjunto liderado desde mediados de 2018 por Domènec Torrent apenas cuenta con cuatro puntos en su cuenta (fruto de cuatro empates y una caída) y ocupa la anteúltima posición en la Conferencia Este.


Cualquier conclusión que induzca a pensamientos catastróficos sería injusta. Línea por línea, NYCFC sigue siendo un equipo respetable y capaz de instalarse en escalones más altos de la tabla. Pero por diversos motivos no ha conseguido realizarlo en el primer mes de competición en la liga norteamericana.

David Villa -capitán y estandarte del equipo entre 2015 y fines de 2018- no está más en el plantel. Tampoco Yangel Herrera viste este año la camiseta azul cielo. Son dos ausencias de peso, que en menor o mayor medida han dañado el funcionamiento del equipo en el arranque de 2019.

'El Guaje' se instaló entre los mejores artilleros de MLS, y su salida no fue cubierta con un delantero centro real hasta un par de semanas atrás. El brasileño Héber -de grandes registros en el fútbol de Croacia- será el responsable principal de devolver a NYCFC la cuota de goles que hoy parecen perdidos.


La ausencia de Herrera también se siente, aunque el equipo comenzó el año convirtiendo en titular al juvenil James Sands. Con buenas y malas, el centrocampista de 18 años se asienta en el once titular y apunta a convertirse en un referente duradero en su sector. Esa es la esperanza de la afición y del cuerpo técnico.


LA SALIDA ESTÁ POR ARRIBA

El de 2019 es un plantel que cuenta con uno de los mejores arqueros de la liga ( Sean Johnson), que -pese a algunos errores puntuales recientes- tiene en Alex Callens y Maxime Chanot a dos buenos defensores centrales, y que con Anton Tinnerholm y Ronald Matarrita disfruta de dos laterales de profundidad, a quienes no se les da mal el juego ofensivo.

Sands y Alexander Ring (el nuevo capitán del equipo) conforman un pivote central que, tras los ajustes necesarios en una relación que está comenzando, debería ser trascendente en la Conferencia Este.


El a veces infravalorado Maxi Moralez -el cerebro futbolístico de la ofensiva- fue el mejor jugador del equipo en 2018. Cuando falta -por lesión en los dos partidos más recientes- New York City FC se resiente, se hace previsible. Cuando está todo puede cambiar. Y cambia, de manera efectiva.

Defensa y arquero más línea de volantes. Todos elementos de calidad, que deberían tener al club en otra posición en el arranque de 2019. Es arriba, en la delantera, donde es necesario atacar el problema.


Héber debería representar en lo inmediato una mejora palpable. Es un especialista en marcar goles, que llega a un equipo necesitado de un definidor. Ante la falta de un 9 clásico, Torrent se ha visto obligado a usar a Moralez como un falso delantero centro. O ha intentado que Valentín Castellanos (acostumbrado a jugar por las bandas) se haga cargo de esa posición. Ninguna de las dos experiencias fue decididamente satisfactoria, aunque sí abrió la puerta a otras opciones de gol, como las que aportó un Ring más adelantado en el terreno de juego, llegando con libertad al área rival.

En cualquier caso, la producción de tantos es insuficiente. Y eso -en gran medida- es lo que mantiene a NYCFC en el lugar en el que está.


Cuatro goles a favor, ocho en contra desde el arranque de la competición. Un cálculo que escapa del equilibrio, y que en gran medida se debe al 4-0 recibido días atrás en el estadio de Toronto FC.

Con un jugador que pueda desempeñar con eficiencia la función de referencia en el área del
contrincante, Alexandru Mitrita (el nuevo jugador franquicia del club) podrá explorar más su capacidad de romper defensas desde la izquierda. El rumano, admirador de Sebastian Giovinco, es un especialista en esa función.


El XI de gala de New York City FC parece bastante fácil de predecir si las lesiones no se
entrometen. El único puesto por dilucidar es la derecha del ataque: el titular debería ser el paraguayo Jesús Medina, aunque el sudamericano parece haberse estancado en una fase poco resolutiva de la que le cuesta salir. Jonathan Lewis (convocado recientemente por la selección estadounidense) e Ismael Tajouri-Shradi (segundo máximo goleador del equipo en 2018) son los llamados a ocupar ese lugar de manera más o menos estable.


El problema de NYCFC está arriba. Y arriba, también, encontrará la salida del laberinto, si nada se tuerce en el camino. El cuerpo técnico quiere un equipo que rápidamente, con pocos toques, se ubique cerca del arco del contrincante. El circuito para lograrlo en tres cuartos de la cancha está, y por momentos ha funcionado de buena manera cuando el doble comando está en poder de Mitrita y Moralez. En la puntada final es donde los intentos han fracasado hasta ahora. De la velocidad de adaptación de Héber dependerá el hecho de que el cuadro neoyorquino, por fin, comience a sumar de a tres puntos.

La falta de victorias comienza a obsesionar a todos. Ahora a New York City FC le toca jugar el papel de convidado a la inauguración del Allianz Field, en el que deberá enfrentar a un Minnesota United en fase ascendente (Sábado 13 de abril, 4 pm ET - MLS Live en ESPN+). Un buen escenario para que, en búsqueda del reclamado triunfo, la franquicia celeste intente volver a dar la nota como equipo de altas aspiraciones.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:New York City FC

Más contenido de tu interés