null: nullpx
Apelaciones

Garrett acusó a Rudolph de insultos raciales en su apelación

En la audiencia con la NFL, el jugador busca disminuir la suspensión que se le impuso.
21 Nov 2019 – 3:13 PM EST

En una audiencia que el defensivo de los Cleveland Browns Myles Garrett sostuvo este jueves con la NFL, acusó a Mason Rudolph de insultos racistas en los eventos suscitados durante el partido de Jueves por la noche, donde le arrancó de la cabeza el casco con el que lo golpeó.

Por otro lado, el quarterback de los Pittsburgh Steelers negó ante los medios que haber dicho nada que provocara a Garrett que escalara la situación a lo que es de todos conocido.

Se buscó al abogado de Rudolph, Timothy M. Younger, después de los alegatos de Garrett quien comentó que “En su apelación, Myles Garrett afirmó falsamente que Mason Rudolph le había dirigido un insulto racial en un intento desesperado por mitigar la suspensión. Esto es mentira”, dijo determinante el litigante. “Esta falsa acusación nunca fue afirmada por Garrett tras el partido, jamás sugerida por el público ni quienes estuvieron ahí y notablemente, tampoco en la disculpa publicada por su equipo, los Cleveland Browns y la adoptada por Garrett”.

No se quedaron las declaraciones en la negación, sino que responde directamente y continuó “El uso malicioso de esta acusación salvaje e infundada es un asalto a la integridad de Mason (Rudolph) que es mucho peor que el asalto físico que presenciamos el jueves. Es imprudente y vergonzoso y no daremos más declaraciones al respecto.”

Las declaraciones de Garrett se hicieron iniciando la comparecencia y el oficial de apelaciones James Thrash tomó abundantes notas de acuerdo a reportes de las fuentes.

El entrenador de los Browns, Freddie Kitchens se negó el jueves a hablar de lo que platicó con el jugador tras el incidente. “De lo que hablamos Myles y yo, se queda entre él y yo”, dijo.

Una fuente dijo a Dan Graziano que Garret utiliza su argumento basado en la cita del castigo que la NFL impuso al ex ala defensiva de los Houston Texans Antonio Smith, quien fue suspendido en 2013 por dos juegos de pretemporada y uno de temporada regular, por golpear con su casco al liniero ofensivo Richie Incognito de los Miami Dolphins.

Tanto Garrett como la Asociación de Jugadores de la NFL argumentan que una suspensión indefinida no está permitida por el acuerdo de negociación colectiva de la Liga.


Más contenido de tu interés