null: nullpx

Didier Drogba pide concentración y humildad para la ida de las Semifinales de la MLS

Montréal Impact jugará el partido de ida ante Toronto FC en un Estadio Olímpico repleto con más de 60 mil aficionados.
21 Nov 2016 – 2:57 PM EST

Cuando Didier Drogba se incorporó a Montréal Impact trajo consigo su inquebrantable voluntad de ser campeón. Hoy -casi un año y medio más tarde- el equipo está ante el partido más importantes en sus cinco años de historia en la MLS.

El marfileño muy probablemente será suplente en el partido de ida de la Final de la Conferencia Este ante Toronto FC, que se jugará el martes 22 de noviembre (8 p.m. ET, ESPN Deportes) en el Estadio Olímpico de Montreal, ante más de 60.000 aficionados.

"Ganar la Final de la Conferencia sería algo enorme", dijo Drogba luego de una de las últimas prácticas del conjunto de la Flor de Lis. "Especialmente al conocer la historia del club y saber desde dónde comenzamos cuando llegué al equipo", agregó el delantero.


El delantero de 38 años perdió su titularidad en el Impact en la segunda mitad de la temporada en manos del italiano Matteo Mancosu. Pero Drogba demostró que sigue siendo una amenaza letal en las Semifinales de Conferencia ante los Red Bulls, partido en el que gestó el tercer gol de Montréal.

Ese resultado, sumado a la buena campaña de Toronto FC, permitió que por primera vez una Final de Conferencia de la MLS sea disputada por dos equipos de Canadá.

"Creo que este es el tipo de partido que puede ser una experiencia fantástica y una referencia para el fútbol canadiense", señaló Drogba. "Es lo mejor que podía pasarle a este país", insistió. "Por la manera en la que la gente se apasiona por este deporte, la forma en la que los estadios están llenos. Uno puede ver las recaudaciones en Montréal, y es sorprendente lo que hemos estado haciendo, lo que los aficionados han hecho. Será muy importante para el futuro", valoró D.D..


Parece claro que esta Final de Conferencia llevará al derbi canadiense a otro nivel.

"En todos los países los clásicos tienen una historia", argumentó Drogba, quien jugó varios de estos enfrentamientos en su prolongada carrera en el fútbol europeo. "[En Turquía] un Galatasaray vs Fenerbahce no es un partido normal. Con el Paris Saint-Germain vs Marsella ocurre lo mismo. Y pese a que esta rivalidad es joven, ya existe", añadió el atacante. "Lo vimos cada vez que jugamos contra ellos, cada vez que ganamos o ellos ganaron, fueron unos festejos completamente diferentes. Así que sí, siempre entusiasma jugar un clásico, pero debe ser ganado", advirtió.


La victoria es un elemento fundamental para Drogba, quien intenta inculcar su visión a sus compañeros de equipo, que -en general- todavía guardan un grato recuerdo de la final de la Liga de Campeones de la CONCAF de 2014-15, en la que Montréal Impact perdió por 4-2 frente a 'las Águilas' del América.

"Será muy importante recordar qué ocurrió en esa final", recomendó Didier Drogba. "Porque atacar de la manera en la que lo hicieron después de ponerse en ventaja por 1-0 -porque miré ese partido- creo que fue un suicidio, y eso es exactamente lo que terminó ocurriendo", analizó. "Seguíamos atacando y atacando. Tienes que enfriar un poco el partido, tomarte tu tiempo, leer el partido y cambiar el ritmo cuando sea necesario".

"Todos mis compañeros me dijeron '¡Fue fantástico! ¡Jugar esa final fue un logro fantástico!'. Y les respondí: "Pero ustedes perdieron, así que ¿qué lograron?'".


"'La próxima vez que estén en una final hagan todo lo posible para ganarla, porque esa la perdieron y no tienen ningún trofeo. Necesitamos un trofeo. Cuando lo tengamos podremos decir que esa final fue fantástica'", recomendó el jugador franquicia africano.

De cara a la serie frente a Toronto FC, Drogba considera que Montréal Impact debe sacar el máximo provecho del partido de ida.
"Tenemos la ventaja de ser locales, así que estamos obligados a tener un buen resultado", reconoció. "Y para mí un 0-0 es un buen resultado, un 1-1 es un buen resultado, un 1-0 es un buen resultado", agregó. "Todos esos marcadores son buenos porque nos queda el partido de revancha y allí el rival tendrá que abrir su juego".


"Necesitamos mucha concentración y humildad, porque por supuesto podemos ganarles, pero no debemos olvidar que en el último partido empatamos aquí", añadió. "Y estos partidos son clásicos, y los clásicos son partidos tan difíciles que hasta pueden terminar sin goles", finalizó. "No nos podemos permitir que el apoyo de nuestros aficionados nos distraiga. Necesitamos estar concentrados para asegurarnos que estamos en el lugar adecuado en el momento señalado".

RELACIONADOS:MLSMontreal Impact

Más contenido de tu interés