null: nullpx

Argentino con impronta uruguaya, Taty Castellanos se instala como figura en NYCFC

El joven atacante argentino se revela como un espectacular talento goleador bajo la atenta mirada del entrenador Dome Torrent.
5 Jul 2019 – 4:36 PM EDT

New York City FC está para cosas grandes en 2019. Al menos esa es la sensación en el ecuador de la temporada. El conjunto celeste cuenta con la mejor media de goles por partido de toda la liga (1,81) y se apoderó del número un la competida Conferencia Este.

La escuadra de 'la Gran Manzana' ocupa la quinta posición en su sector con 29 puntos, a seis del líder Philadelphia Union. La carta que guarda bajo la manga NYCFC es el gran rendimiento de sus individualidades y el hecho de haber disputado cuatro partidos menos que el puntero. Sobre el papel, los hombres de Domènec Torrent están en condiciones de llegar pronto a la primera posición en el Este.


¿Nombres propios para destacar en la trayectoria 2019 de New York City FC? Muchos. Dentro de un plantel con muchos puntos sobresalientes, en la cancha resulta imposible soslayar la influencia positiva de Héber y el descomunal estado de forma de Maxi Moralez. Pero las últimas semanas -mientras el delantero centro brasileño se recupera de una lesión- han revelado a otro actor cada vez más capital: Valentín Castellanos.

El delantero argentino de 20 años está 'on fire', especialmente en los partidos más recientes. El sábado fue determinante en el triunfo 4-2 ante Philadelphia Union (le cometieron dos penales, además de marcar otro par de goles), y el miércoles asistió en el gol de Jesús Medina en el marco del 3-0 contra Seattle Sounders. Un rendimiento importante de quien todavía es considerado por muchos como un desconocido en MLS.


ARGENTINO, PERO CON IMPRONTA URUGUAYA

Taty Castellanos nació hace 20 años en la ciudad de Mendoza, en el oeste de Argentina, sobre los Andes. En su adolescencia jugó para equipos locales, como Villa Nueva, Independiente Rivadavia y Leonardo Murialdo. Pero su primera gran oportunidad le llego al otro lado de la cordillera, en Universidad de Chile.

"A los 17 años llegué a Universidad de Chile. Estuve dos semanas a prueba hasta que me aceptaron", contó Castellanos a FutbolMLS. "Pero estuve diez meses sin jugar porque me faltaban papeles. Era menor. A los 18 comencé a jugar y llegué a jugar un partido de la Copa Sudamericana contra Corinthians".


El cambio de entrenador en 'la U' propició su salida hacia otro equipo. No sería a un equipo de su país natal. "En Argentina no me conocen mucho", apuntó el futbolista. Su destino sería el Club Atlético Torque, que en ese momento competía en la segunda división de Uruguay.

Fue en el pequeño país sudamericano donde Castellanos comenzó a sentirse futbolista con todas las letras. "Me curtí mucho en Uruguay", explicó. "Pude hacer muchos goles y por suerte pudimos ascender. Uruguay es un gran trampolín para mi carrera".

Extremo en Universidad de Chile, delantero centro en Torque. Una dualidad que lo beneficia, y que se mantiene a día de hoy en NYCFC, su tercer equipo como profesional. Una trayectoria que podría haber continuado en un equipo uruguayo 'grande', pero que finalmente lo llevó a muchas horas de vuelo de distancia.


"Torque es parte del City Football Group [el grupo empresario que también controla a New York City FC]", comentó el atacante al dar detalles de su llegada a MLS. "Por suerte el técnico aquí me quería. Dome [Torrent] me quería. Él hizo fuerza para que viniera. Analicé la oferta con mi representante y acepté. Me interesaba venir para estar con jugadores como David [Villa] y Maxi [Moralez]".

La huella que el paso por Uruguay dejó en Castellanos es más profunda de lo que aparenta. "Me gustan los jugadores con garra, como Luis Suárez. Me gusta ir al choque, ir contra los centrales". La impresión que el 9 del FC Barcelona y 'la Celeste' causa en el argentino comienza a notarse en su día a día en el fútbol norteamericano.

PREPARADO PARA TRIUNFAR EN MLS

La ambici´on deportiva del mendocino es envidiable. "Quiero ser el mejor", dice en más de una ocasión a lo largo de la conversación. "Antes de comenzar 2019 me entrené para ser titular. En los primeros partidos [del año] no entraba la pelota", recordó. NYCFC tuvo que llegar hasta su séptimo partido de temporada regular para conseguir su primer triunfo.


La llegada de Héber en principio restó opciones y minutos a Castellanos. Y una posible conmoción en el empate 3-3 en la visita a Minnesota United FC volvió a postergar al argentino. Pero todo ha cambiado de manera sustancial recientemente. Al punto de que hoy Torrent no ve imposible que el 9 y el 11 jueguen al mismo tiempo como delanteros centro en su equipo.


"De hecho, ya han jugado juntos en Chicago y contra Cincinnati", comentó el técnico catalán. "Siempre tienes que encontrar la mejor forma de jugar. Si ahora mismo contamos con dos jugadores que pueden hacer goles, por supuesto. ¿Por qué no? Pueden jugar juntos. Quizás, usando el mismo sistema, Taty podría jugar como extremo, pero también podríamos jugar con dos delanteros centro y un número 10. De hecho en el último partido jugamos con Jesús [Medina] y Taty como delanteros y Maxi [Moralez] como número 10 en una formación de diamante".

MUCHOS MENTORES, OBJETIVOS CLAROS

Pese a que algunos de sus familiares lo visitan frecuentemente, Castellanos vive solo en Nueva York. De una manera u otra, NYCFC le ha dado una 'nueva familia'. La gran cantidad de jugadores latinoamericanos que tiene el plantel le brindan contención y afecto. Pero un compañero destaca sobre el resto. "Maxi es como un padre para mí. Me invita a comer con su familia, hacemos asados. En el plantel somos como una familia, hay buen ambiente y eso es fundamental".

En otro plano, pero de todos modos con cercanía y proximidad, Valentín agradece a su entrenador. "Dome es fundamental en mi carrera. La oportunidad que me está dando como profesional, como persona… Hay que aprovecharla al máximo. Me pide que sea paciente".

Castellanos tiene objetivos ambiciosos a futuro, que no oculta. "Tengo 20 años. Me encantaría ir a Europa", conciente de que un buen hacer en NYCFC y en MLS en general puede abrir las puertas de algún equipo del Viejo Continente.

Las metas más cercanas también son apetecibles y deseadas. "New York City FC está para todo. Queremos ganarlo todo: la liga y la Open Cup". La forma reciente del equipo alienta a imaginar que eso es posible. "Ahora quiero dar lo mejor. Quiero ganar algo con este equipo", cierra. Entre deseo y promesa, la firma de Valentín Castellanos es cada vez más grande en el cuadro celeste del Bronx.


Más contenido de tu interés