null: nullpx
América

Tigres vs. América, ¿la final más compleja en la historia de la Liga MX?

Uno completará 19 días parado y el otro un viaje ida, y vuelta a Japón con al menos un par de juegos en sus espaldas.
3 Oct 2018 – 01:42 PM EDT
Reacciona
Comparte
Tigresy América ya juegan la final desde ahorita. Crédito: Mexsport

Se sabía que podía pasar, pero las posibilidades siempre se creyeron remotas hasta que vino el América y rompió de tajo con ellas.
Por primera vez, la final de la Liga MX deberá recorrerse porque uno de los llamados a disputar el título deberá, antes, jugar el Mundial de Clubes.
Es un escenario inédito en el que ni Tigres ni América, parece al menos de primera instancia, saldrán bien librados.

Los de la UAdeNL deberán parar 19 días en el momento justo en que su curva de rendimiento estaba en lo más alto.
Ricardo Ferretti había logrado que su equipo fuera de menos a más del cierre del torneo regular a la Liguilla.
Su goleador e insignia, el francés André-Pierre Gignac, se había enrachado luego de una seguidilla de 10 partidos sin anotar y ya sumaba cinco tantos en la Liguilla.

Diecinueve días son suficientes para perder el ritmo de alta competencia e incluso la concentración de un grupo que debe extender su motivación casi tres semanas extra.
No hay una solución fácil. Encontrar un equipo que pueda y quiera jugar con ellos para mantenerlos despiertos y a punto, ahora mismo es el meollo del asunto.
Excepto América y Tigres, el resto de los clubes están ya de vacaciones y si bien algunos iniciarán esta semana la pretemporada, su primer paso será lo médico y lo físico. Estarán muy lejos de hacer fútbol.
Lo mismo en la Liga MX que en el Ascenso MX.

Ricardo Ferretti y su cuerpo técnico, tienen un reto grandísimo que no se resolverá con interescuadras por grande y talentoso que sea el grupo que dirigen.
Su ingenio y creatividad, su liderazgo y experiencia tienen un escenario en el que nunca se habían parado.

Del otro lado, el desgaste de América será enorme. Luego de su juego del domingo ante Necaxa, el lunes tomó camino rumbo a Houston y el martes emprenderá el viaje a Japón a donde llegará el miércoles por la tarde.
Tendrá tres días para preparar su juego ante el Jeonbuk Hyundai coreano del 11 de diciembre. De ganar enfrentará al Real Madrid el 15 y un encuentro más (el 18 de diciembre), ya sea por el tercer lugar o por el título del Mundial de Clubes.
Si pierde, jugará el día 14 por el quinto sitio y volverá a casa para estar el día 15 o 16 en casa. Tendría cinco días para preparar la final ante Tigres.

De avanzar y disputar cualquiera de los dos duelos del día 18, volverá para el día 19 o 20 y solo contará con un par de días para alistar sus juegos definitivos ante Tigres.
Por supuesto, los resultados de su aventura en Japón influirán en el ánimo del grupo y quizá en el resultado de la final del Apertura 2016.
Pese a todo, tras los kilómetros recorridos y las penas o alegrías que traiga, vendrá con ritmo de competencia y por ello con cierta ventaja sobre Tigres.
Con todo ello, Ricardo La Volpe deberá ser cuidadoso con sus hombres en lo físico y en lo anímico. En sus decisiones, en su visión y en su manejo de grupo estarán puestas las posibilidades de América en la final.

Como sea, gane Tigres o América la final, el campéon de la Liga MX habrá recorrido un camino inexplorado y complejo.
Será principalmente, una competencia de creatividad y liderazgo entre Ferretti y La Volpe para mantener el fútbol, y el ánimo de sus muchachos en lo más alto.
El campeón, sea quien sea, tendrá también, un mérito extra inédito.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:AméricaTigres

Más contenido de tu interés