null: nullpx

Julio César Chávez hijo, el junior de la controversia

El hijo del César del boxeo tiene una historia plagada de escándalos.
4 May 2017 – 7:13 PM EDT

Las Vegas, Nevada
Omar Carrillo/ Enviado especial

Desde niño, Julio César Chávez Jr. ha tenido una vida enmarcada entre el cuadrilátero y el conflicto.

Creció viendo a su padre sobre un ring siendo el César del boxeo, pero también conoció su lado más oscuro empujado por las adicciones.


Con el tiempo, para bien o para mal, él ha tomado sus decisiones y ha escrito su propia historia, y por supuesto sus propias controversias.

Algunas de ellas personales, otras profesionales, pero igual han estado muy cerca de acabar con su carrera.

Positivo por doping
El primer gran problema al que se enfrentó el junior fue el doping positivo por furosemida, un diurético que se utiliza frecuentemente para bajar de peso y para esconder esteroides.


Las 10 cosas que no sabías de Saúl 'Canelo' Álvarez

Loading
Cargando galería

Todo ocurrió en el 2009, tras la pelea con Troy Rowland. Fue suspendido siete meses, recibió una multa de 10 mil dólares y el combate que había ganado fue oficialmente marcado como "sin decisión".

Ebrio, sin licencia de conducir y arrestado
Tres años más tarde, en enero del 2012, Julio volvió a ser tema de escándalo. En la madrugada del día 22, en Los Angeles, la policía le marcó el alto y descubrió que manejaba sin licencia y en estado de ebriedad, por supuesto fue detenido y consignado.

El detalle es que aquello ocurrió solo un par de semanas antes de su pelea con Marco Antonio Rubio en San Antonio.


Las cinco cualidades de ‘Canelo’ Álvarez para derrotar a Chávez Jr.

Loading
Cargando galería

Mariguana y casi un millón de dólares de multa
El siguiente capítulo tuvo que ver con la pelea con ‘Maravilla’ Martínez de septiembre del 2012, la Comisión Atlética de Nevada lo multó con 900.000 dólares y nueve meses de suspensión por consumo de mariguana previo al combate con el argentino.

Aunque se defendió tibiamente asegurando que utilizó el psicotrópico como tratamiento medicinal, pero aún así el castigo de mantuvo.

Contra Julio César Chávez padre
La derrota ante Sergio ‘Maravilla’ Martínez, la primera de su carrera, caló hondo en el ánimo de Chávez, tanto así que un buen día de noviembre del 2012 su frustración se volcó contra su padre.


“Mi papá no estuvo conmigo durante seis o siete años de mi carrera. Me formé solo. Nunca me ayudó ni siquiera en algunas peleas como la gente dice. Mi papá se la pasó drogándose y tomando todo el tiempo”, dijo a la prensa.

Sin embargo, aquello no duró mucho y antes que después firmaron ambos el armisticio familiar.

Un turbulento 2015
Boxísticamente hablando, el 2015 fue de lo más complejo para el ya maduro boxeador. En abril del 2015, en el StubHub Center de Carson, se rehusó a salir al décimo round para la pelea ante el polaco Andrzej Fonfara. Lo que le endilgó una nueva derrota.


Más tarde, en julio, no dio el peso de 169 libras para su combate ante Marcos ‘Dorado’ Reyes. Se pasó un par de libras y debió pagar una compensación económica a su rival para poder pelear.

El secuestro que no fue
El escándalo más reciente del junior fue de nuevo familiar. En julio del 2016, a través de Twitter, acusó a su esposa de secuestrar a su hija, sin embargo poco después Julio César Chávez padre aclaró la situación.

Aquella fue una disputa familiar. Luego de una discusión entre la pareja, la mujer se marchó y el junior tenía cinco días de no ver a su hija.

Más contenido de tu interés