null: nullpx
Juegos Olímpicos

Los cambios de sede de los Juegos Olímpicos de St. Louis 1904 y Londres 1908

Los Juegos Olímpicos de 1904 y 1908 tuvieron como sede original a Chicago y Roma, respectivamente.
25 Mar 2020 – 01:01 PM EDT

Los Juegos Olímpicos de la Era Moderna tuvieron un inicio más complicado del que pensamos. Si bien la edición de Atenas 1896 fue, en general, exitosa, también es cierto que contó con la participación de pocos atletas no griegos y expandir las fronteras del evento fue un proceso largo y tortuoso.

El sueño del barón Pierre de Coubertin se plasmó en un evento de 241 atletas de 14 países en 10 días, pero a partir de París 1900 y hasta Amsterdam 1928, los Olímpicos llegaron a durar hasta más de seis meses.


No solo eso. París 1900 y St. Louis 1904 se realizaron como respaldo a las respectivas Ferias Mundiales y quedaron sumidas en el caos. De hecho, la segunda de ellas fue la primera que sufrió un cambio de sede.

Los Juegos de 1904 fueron otorgados originalmente a Chicago, pero a petición del presidente de Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, se trasladaron a St. Louis para ser nuevamente un evento de respaldo de la Feria Mundial, como ocurrió en París.

Los Juegos de 1908 también sufrieron un cambio de sede, aunque por eventos más dramáticos.

Roma la obtuvo en 1904 al vencer en la votación a Londres, Milán y Berlín, pero la erupción del Monte Vesubio del 7 de abril de 1906 obligó al gobierno italiano a encauzar los fondos del evento para la reconstrucción de Nápoles.

Londres tomó el relevo para el primero de sus tres Juegos Olímpicos al día de hoy, aún como evento de respaldo de otro, la Exhibición Franco-Británica.

Aquellos Juegos, si bien duraron seis meses y cuatro días y aún careciendo de personalidad propia, dio algunos avances para el olimpismo como es conocido hoy en día, con el primer desfile de las naciones en la inauguración y que su maratón fue el primero con la distancia oficial actual de 42.195 kilómetros.

En aquella prueba, un casi colapsado corredor italiano, Dorando Pietri, llegó a la meta en primer lugar apoyado por oficiales de la carrera que querían evitar que falleciera por el esfuerzo frente a la reina Alejandra, pero por lo mismo, fue descalificado.

En una ceremonia privada, la reina le dio a Pietri un trofeo por su esfuerzo y el italiano terminó como una celebridad olímpica más trascendente que el ganador del oro, el estadounidense John Joseph Hayes.

La distancia de aquel maratón fue fijada para que la prueba terminara frente al palco de la reina Alejandra en el White City Stadium, pero en realidad fue fijada como la oficial hasta 1924.

Chicago no ha vuelto a ser sede olímpica tras varios intentos fallidos en votaciones, la última, para los Juegos de 2016.

Roma, en cambio, albergó los Juegos de 1960.

Poco tardaría el olimpismo en recibir otro golpe para su consolidación.


RELACIONADOS:Juegos Olímpicos

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.