null: nullpx
Paris Saint-Germain

PSG busca superar su 'pesadilla' de Octavos ante un golpeado Manchester United

El Paris Saint Germain llega con la ventaja y todos los factores a su favor para clasificarse a Cuartos de Final pero el pasado reciente no le favorece. Los Red Devils por la voltereta en el Parque de los Príncipes.
6 Mar 2019 – 10:05 AM EST

El Paris Saint-Germain está enfocado en superar los Octavos de Final de la UEFA Champions League por primera vez en las últimas tres temporadas. El equipo francés obtuvo una gran ventaja de 0-2 en Old Trafford y buscará liquidar la serie ante el Manchester United.

Sin embargo, el gran terror del equipo ahora dirigido por Thomas Tuchel es superar la fase que se le ha complicado en las dos ediciones pasadas de UCL tras haberse quedado estancado en la instancia que se encuentran actualmente.

En la Temporada 2016-2017, se presentó una remontada histórica del Barcelona ante el PSG que había ganado en el primer capítulo por goleada de 4-0 pero en la vuelta los culés se impusieron 6-1 en casa y los eliminaron.


Un año después, les tocó la ‘suerte’ de medirse ante
el bicampeón Real Madrid en Octavos de Final nuevamente. En los primeros 90 minutos el conjunto blanco se impuso 3-1 en el Bernabéu y para la vuelta, dos goles de Ronaldo y Casemiro terminaron con las aspiraciones del equipo parisino.

A diferencia de las ocasiones anteriores, el PSG esta vez tiene ventaja de dos goles y decidirá la eliminatoria en el Parque de los Príncipes. Sin duda, estos dos factores podrían catapultarlos después de varios intentos, a la ronda de Cuartos de Final con un plantel que promete.

Por otro lado, el Manchester United necesita ganar, al menos, por dos goles para enviar el partido a definición en tiempo extra. De lo contrario, un triunfo por dos anotaciones aún recibiendo gol, los catapulataría a la siguiente fase.

A pesar de ello, los Red Devils no ganan un partido de visita en UCL desde la Temporada 2010-2011 cuando sorprendieron a Chelsea en Stamford Bridge el 6 de abril del 2011 con un solitario gol de Wayne Rooney.

Más contenido de tu interés