null: nullpx
Futbol

Papa Bouba Diop, histórico de Senegal, muere a los 42 años

Papa Bouba Diop siempre será recordado por su gol frente a Francia en el Mundial Corea-Japón 2002.
29 Nov 2020 – 03:35 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Papa Bouba Diop murió este domingo a la edad de 42 años de edad después de luchar contra una enfermedad por varios años y tras 18 años de darse a conocer a todo el mundo con un histórico gol.

El jugador de Senegal fue aquel que en el Mundial Corea-Japón 2002 se encargó de anotar el primer gol en la historia de las Copas del Mundo para su país ante Francia, en una de las mayores sorpresas de los Mundiales.

Ese partido que se jugó el 31 de mayo de 2002 catapultó a Papa Bouba Diop a la fama al hacer el 0-1 al minuto 30 y que propició una de las peores participaciones de los galos en los Mundiales.

Hace dos años, para un medio francés Papa Bouba Diop recordaba todo lo que rodeó ese gol y su sentir.

"Sí, por supuesto. Es algo que marcará mi vida para siempre. Cuatro años antes, en 1998, estábamos viendo la televisión. En Senegal, estábamos por Francia. Cuando ganaron, estábamos en la calle, estábamos jubilosos. Así que cuatro años después, anotas contra este equipo.

"Es algo que ha marcado toda mi vida, mis hijos, mi familia. Es algo que nadie olvidará jamás en Senegal. A veces pienso en ello y me doy cuenta de que el mundo del fútbol es una locura".

Los clubes ingleses y franceses por lo que pasó el fornido jugador senegalés, tales como Lens, Fulham, Portsmouth, West Ham y Birmingham City, han coincidido en expresar su dolor y pesar tras conocer el fallecimiento de Diop, que falleció en Francia víctima de una larga enfermedad.

PAPA BOUBA DIOP, RECORDADO POR SIEMPRE

El 31 de mayo de 2002, en el duelo inaugural de la Copa del Mundo disputada en Corea y Japón, el cuadro senegalés dio la sorpresa tras vencer por la mínima a Francia, vigente campeón mundial, con gol de Bouba Diop.

La histórica anotación de Senegal, la primera de los Leones en una justa mundialista, llegó a los 30 minutos del partido tras una jugada por el sector izquierdo; después de una serie de rebotes, la pelota quedó a merced de Bouba Diop, quien solo debió empujarla con el arco vacío ante la mirada atónita de los franceses, sentenciando el histórico triunfo del conjunto africano ante el entonces monarca del futbol mundial.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:FutbolPapa Bouba DiopSenegal

Más contenido de tu interés