null: nullpx

Matías Almeyda: "Hoy es el día de poner el pecho y aguantar"

Durante una extensa conferencia de prensa, el entrenador de San Jose Earthquakes dio la cara ante la racha de goleadas que está recibiendo su equipo en MLS.
24 Sep 2020 – 03:58 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Por tercera ocasión en las últimas semanas, San Jose Earthquakes cayó goleado en un partido de la temporada regular de MLS. Lo del miércoles por la noche fue una caída por 5-0 en la visita a Colorado Rapids, que se suma a recientes derrotas por un marcador abultado frente a Portland Timbers (6-1) y Seattle Sounders (7-1). La situación tiene anclado al equipo californiano en la última posición de la Conferencia Oeste.

"Realmente hemos estado mirándonos todos para adentro. La respuesta en muchos casos está en el fútbol. No hay pretextos, realmente es triste perder como estamos perdiendo. Sobre todo porque tenemos a un público que acompaña a la distancia a este equipo. Cada equipo tiene su historia; algunas más exitosas que otras, pero en definitiva son historias. Es un momento que no me había tocado vivir nunca", expresó tras el partido el entrenador Matías Almeyda tras la caída frente a los Rapids.


"Somos el único equipo que ha jugado cada tres días. Lo he dicho siempre; si este equipo no entrena no es competitivo. Y el fútbol muchas veces te da respuestas que uno no quiere", expresó el argentino para justificar los recientes resultados. "He hablado con el dueño, he hablado con el director deportivo. Les dije qué pensaba después de Orlando [el Torneo Especial MLS is Back], del presente y del futuro. Y no me he equivocado al decir lo que está sucediendo. Muchas veces el fútbol y la vida marcan que se cumplen etapas. Y esas etapas se cumplen para jugadores y entrenadores. Somos empleados del club, y hay un dueño que decide cómo quiere continuar y con quién", continuó 'el Pelado'.

"Nosotros mostramos videos, entrenamos todo lo que va a pasar en el partido, cambiamos la estrategia, y tenemos a un grupo que ya vivió estos momentos. Por un tiempo largo cambiamos a esa mentalidad. Hoy volvimos a estar con ese tipo de mentalidad, con una gran dificultad: físicamente no estamos, porque no podemos entrenar. Es imposible corregir errores y trabajar en función del futuro. Trato de ser siempre muy real en mi vida y objetivo".


El futuro inmediato no será para nada más sencillo para el club del norte de California. "Quedan todavía 10 partidos, que van a ser difíciles, como este. No vamos a cambiar en tres días y tener la varita mágica para cambiar a los jugadores. Estos jugadores ya dieron un montón en su tiempo. Pero estamos muy limitados. Quien organiz´o este torneo, que está muy bien organizado, sin excusas, repito, pero hay una realidad: los planteles chicos sufrimos futbolísticamente, físicamente -porque hay muchas lesiones-, y les puedo asegurar, porque yo jugué al fútbol. Es imposible recuperarte cuando juegas cada tres dias partidos de 90 minutos y por los puntos. Aquellos que tienen planteles numerosos pueden variar su once titular y jugar con menos jóvenes".

"Miedo no le tengo a nada en la vida. Acepto cuando las cosas van bien, y acepto cuando las cosas van mal", respondió cuando se le preguntó sobre los temores que genera la situación actual de Earthquakes. "No dejo de ver una realidad, que quizás otros no ven. No me olvido que estamos en una pandemia, y si bien estamos jugando al fútbol no me olvido que por la pandemia estamos jugando este torneo. Ha quedado demostrado que cuando trabajamos el equipo funciona. Dar un juicio en este momento me parece mediocre".


"En los momentos de dificultad el ser humano muestra la gran miseria que tiene adentro y empieza a buscar culpables. El fútbol es un deporte de equipo. No se trata solo de los jugadores conocidos o de los que entran a la cancha. El fútbol merece respeto. Y la gente que trabaja en el fútbol merece respeto", sentenció Almeyda. Los que trabajamos en el fútbol somos reales. No queriendo taparnos con una frazada y dejar descubiertos a otros. Acá estamos todos en lo mismo".

"Es muy difícil en este ambiente cuando te preguntan por el futuro de tu trabajo. Lo considero de mal gusto y mal intencionado. Porque el trabajo no se le quiere quitar a nadie en esta vida. En la vida hay gente que no le presta atención a las cosas y trabaja, y hay otros que le ponemos pasión y pese a que las cosas lo hacemos con honestidad y realidad", dijo de manera directa al hacer referencia a su estabilidad laboral.

"Nunca uno piensa en tantos resultados adversos. Pero quien me conoce sabe que yo no aflojo. Está dentro de mi ser reconocer cuando las cosas van mal. La varita mágica en el fútbol no la tiene nadie. No hay una medicina del fútbol, porque si no alguien la compraría y ganaría siempre. El fútbol es esto. Cuando la diferencia entre planteles es grande, se nota. Hay que reconocer cuando te superan, cuando llegas tarde a una pelota, cuando te superan de cabeza, cuando te ganan en velocidad, cuando gambeteas, cuando te gambetean. Son cosas que están presentes en nuestro San Jose, sobre todo para el dueño, que va a tomar la decisión sobre cómo quiere continuar".

"Hoy es tiempo de poner el pecho y de aguantar, porque el día que viene esto va a cambiar", concluyó con una evidente preocupación Matías Jesús Almeyda.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MLSSan Jose Earthquakes

Más contenido de tu interés