null: nullpx

FC Dallas cerca de recuperar a su mejor hombre, el volante argentino Mauro Díaz volvió a los entrenamientos

Tras la rotura del tendón de Aquiles que padeció a fines de 2016, el creativo y ex River Plate entró en la última fase de su recuperación.
27 Abr 2017 – 07:04 PM EDT
Reacciona
Comparte
Oct 16, 2016; Dallas, TX, USA; FC Dallas midfielder Mauro Diaz (10) is injured and has to be carted off during the second half against the Seattle Sounders at Toyota Stadium. FC Dallas defeats Seattle Sounders 2-1. Mandatory Credit: Jerome Miron-USA TODAY Sports Crédito: USA Today Images

Por: John E. Rojas - @jrojasa75

Seis meses y ocho días duró Mauro Díaz sin pisar un terreno de juego. El enganche argentino se recupera de una operación en el talón de Aquiles y -definitivamente- su regreso a la actividad está más cerca. Pero, sin embargo, la buena noticia para los aficionados de FC Dallas y de la MLS no implica que el volante esté a punto de jugar.

El centrocampista de creación se lesionó durante el último partido en casa de la temporada regular de 2016, cuando el equipo texano enfrentó a Seattle Sounders. Corrían los minutos de adición de ese encuentro, y -tras un choque con Tyrone Mears- el argentino no se levantó más, hizo la seña de que algo se había roto y se retiró del terreno de juego en una camilla.

Este lunes, las imágenes que publicó FC Dallas fueron esperanzadoras. Tras los meses de trabajo silencioso y apartado, Díaz volvió a trabajar junto con sus colegas.


“Es muy especial para mí, tras estar lesionado varios meses, volver al campo de juego y estar con mis compañeros, es muy especial”, le dijo Mauro al sitio en internet de FC Dallas tras su primera práctica con el plantel.

De acuerdo con el club, Díaz mantiene un ritmo de trabajo controlado, en el que las cargas y la intensidad de sus ejercicios es monitoreada y reducida en comparación a la del resto del equipo.

Oscar Pareja, el entrenador colombiano del FC Dallas, aseguró tras ver trabajar al volante argentino que la mayor importancia en este momento de la recuperación es la ganancia emocional.

“Usualmente los jugadores que pasan por estos procesos largos de lesión llegan a un punto en el que se frustran porque trabajan demasiado sin contacto con la pelota, quizá no se les permite calzar zapatos de fútbol ni pisar el césped. Cuando terminan esa fase y empiezan a vestirse como un futbolista y tener contacto con la pelota, se puede notar la alegría. Él está contento y nosotros contentos por él”, aseguró Pareja.

Falta para verlo jugar

FC Dallas ha dejado en claro desde un principio que no tiene ninguna intención de apresurar el regreso de Díaz. Ya en enero, Pareja le había dicho a FútbolMLS.com que no esperaba contar con el talentoso volante sino hasta entrado el verano de este 2017.

Y aunque ahora se asegura que no hay una fecha puesta para ver a Díaz en competición, los pasos que se toman son más para proteger el proceso que para verlo pronto en acción.

Skylar Richards, fisioterapeuta que trabaja con el argentino, aseguró a un medio local que parte de su trabajo ha sido contener las ganas de volver que cualquier jugador en esas mismas circunstancias tendría.

“Eso quiero de los atletas, que ellos empujen, pero es mi trabajo que vayan al ritmo correcto porque al final, quiero que cuando retorne al campo esté al cien por ciento", expresó Richards. "Tiene que tener confianza total en sus habilidades y es mi trabajo asegurarme de ello”.

El plan por ahora es que Díaz haga trabajos de trote, salto y contacto con la pelota, todo en busca de fortalecimiento y crecimiento de la confianza, así como el comienzo de lo que para él sería su pretemporada. Si todo continúa bien, a mediados de mayo podría estar trabajando al parejo con sus compañeros en busca de la forma que le permita tener minutos.

El proceso en el papel ha sido más rápido de lo esperado, el trabajo de Mauro ha sido duro e incluso algunos de sus compañeros bromean con que ha bajado bastante de peso durante este periodo.

En ese tiempo, FC Dallas celebró la obtención del Supporters' Shield 2016, como ganador de la temporada regular de MLS.
Mauro aportó 5 goles y 27 asistencias en 27 partidos como uno de los pocos número 10 clásicos que existen en la MLS.

Ahora, tras sufrir en silencio, ver los buenos partidos de su equipo en postemporada de MLS, las semifinales de Concachampions y la eliminación de FC Dallas, Díaz siente la alegría de volver.

“Estoy en la última etapa, un mes y medio o algo así y ya debería estar jugando. Ahora hay que retomar la forma, y sobre todo estar bien de la cabeza para rendir al máximo.

FC Dallas sigue esperando a su figura, algo que puede hacerse más fácil si sigue consiguiendo resultados como hasta ahora que es el único invicto de MLS con seis juegos, a días de enfrentar a Portland Timbers por el liderato de la Conferencia Oeste.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MLSFC Dallas

Más contenido de tu interés