null: nullpx
Real Madrid

ThrowBackSunday: cuando Gareth Bale jugaba atrás de Giovani en el mismo club

Hace ocho años, en el Tottenham Hotspur del español Juande Ramos, el mexicano solía jugar delante del galés, hoy renovado con el Real Madrid.
30 Oct 2016 – 3:35 PM EDT

Parecía el cambio de equipos perfecto para Giovani Dos Santos. En el verano del 2008 el anterior entrenador del Sevilla, Juande Ramos, había arribado a Londres para tomar las riendas del Tottenham Hotspur y, apenas hablarlo con su nueva directiva, solicitó el fichaje de Gio procedente del Barcelona.

El proyecto era ambicioso: Ramos había conquistado dos veces la Copa de la Uefa (hoy llamada Europa League) con la escuadra sevillista y en su andar se había deshecho del Tottenham cuyos dirigentes claramente le echaron el ojo. No sólo le compraron al atacante mexicano surgido de La Masía, también le complacieron con un par de los futbolistas sensación de la Eurocopa de aquel año: el ruso Román Pavlyuchenko y un croata narigón llamado Luka Modric.


Gio tenía entonces 19 años de edad: su costo fue de 5 millones de libras y tenía todo el futuro por delante. El cielo era el límite ¿qué podía marchar mal?

Seis derrotas y dos empates en los primeros ocho partidos de esa Premier League que significaron el peor arranque en la historia del Tottenham significaron asimismo el adiós de Juande. Al rescate de los de White Hart Lane llegó el viejo lobo de mar Harry Redknapp, adorado por la hinchada londinense y repudiado por los aficionados mexicanos.


Si Redknapp es idolatrado en el Tottenham, mucho de ello se debe a lo que hizo con Gareth Bale. Con Ramos, el galés jugaba la posición de defensor lateral y su nuevo técnico observó que sus habilidades físicas le daban para jugar mucho más adelante: en la posición de Giovani.

¿Por qué alinear a Dos Santos en la delantera si Bale puede hacerlo mejor? , pensó el estratega inglés.

Las temporadas siguientes de Redknapp en el Tottenham fueron las de la consolidación del galés y el éxodo del mexicano. Junto a Modric, Bale llevó a los Spurs a la Champions League y además subió al trono reservado para el mejor futbolista de la Premier. Tras la Euro del 2012, Modric se marchó al Real Madrid y al verano siguiente Bale siguió los pasos de su amigo croata.

Hoy, Bale ha renovado con los merengues hasta el 2022. Al Santiago Bernabéu llegó previo pago de más de 100 millones de euros poniéndolo como el futbolista más caro de la historia: fichaje posible gracias a que en algún momento Redknapp determinó que Bale no debía jugar detrás de Giovani.

Más contenido de tu interés