null: nullpx
Opinión Deportes

Iván Kasanzew | América, el ‘rey’ entre el desorden

Con obstáculos dentro de su plantel y mientras Chivas y Tigres sufren indisciplinas, las Águilas vuelan alto.
25 Feb 2020 – 05:34 PM EST

Después de siete fechas en el Clausura mexicano, el América es un justo superlíder de la Liga MX y lo es por razones muy concretas.

Es un conjunto que tiene en su ADN el espíritu del técnico, Miguel Herrera, quien reconoce la importancia de ganar siempre en un equipo grande. Sabe reponerse de la adversidad.

A pesar de las lesiones y de ‘congelar’ al colombiano Roger Martínez por cuestiones extra futbolísticas, ha logrado formar un equipo sumamente competitivo y sin una gran estrellas o referente.

Las partidas de Guido Rodríguez y Agustín Marchesín fueron dolorosas, pero no irremplazables.

También hay que destacar la fortaleza anímica del equipo luego de los problemas de salud de Nicolás Castillo. Todo el mundo espera que este América se caiga, pero hoy sin jugar un fútbol vistoso se coloca una vez más entre los grandes candidatos al título.

El América es sencillamente ‘duro de matar’ y hoy más difícil que nunca teniendo la mejor versión del guardameta Guillermo Ochoa y promete no regalar nada hasta el final del certamen.

El gran momento del equipo de Coapa resalta con el de su archirrival, Guadalajara, que a pesar de haber ganado en Tijuana ha pasado de ser Las Chivas Galácticasn a las Chivas dormidas.

No se pueden omitir los últimos acontecimientos que han generado una gran controversia, como las inexplicables reacciones de arquero de Tigres, Nahuel Guzmán, ante Eduardo Aguirre en el Santos ante Tigres, y la reacción en Tijuana de Miguel Ponce contra un aficionado que le pedía un mayor compromiso.

Para mí las dos son faltas graves. El guardameta del equipo regiomontano aprovechó que Aguirre lo obstruía para darle una patada.

En el caso de Ponce el jugador se sintió provocado y el remedio fue peor que la enfermedad.

Estas dos acciones agresivas de dos referentes de dos equipos muy importantes del balompié azteca deben ser sancionadas por sus clubes y la Liga MX.

¿Por qué? Primero porque lo de Guzmán fue claramente premeditado y fue completamente antideportivo.

En cuanto a Ponce, el jugador del Rebaño Sagrado se disfrazó de Barra Brava, manchando la imagen de un equipo grande como Guadalajara.

Es cierto que ningún futbolista ha pedido ser ejemplo, pero la realidad es que representan a instituciones que tienen valores importantes y que tienen la intención dar el ejemplo a los demás, a los niños, a las familias y al mundo.

El mejor ejemplo comienza en casa y tanto Tigres como Chivas deben marcar los límites como todos los equipos del balompié azteca.

En México se quejan cuando no hay castigos y se oponen cuando hay castigos.

Señores, hay que ser coherentes. No importa si el jugador representa los colores del equipo favorito, si actúa mal hay que sancionarlo.

La base de toda sociedad es "el premio y el castigo", sin eso, no hay forma de crecer ordenadamente.

No se puede defender lo indefendible porque lo que va a ocurrir es que la próxima patada de Guzmán terminará en una lesión grave; así como la reacción de Ponce en una gresca incontrolable. ¡Hay que ubicarse! Por lo pronto, el América hoy es el rey entre el desorden.


RELACIONADOS:Opinión Deportes

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.