null: nullpx
Super Bowl

Versatilidad en la defensa: el arma que llevó a New England al Super Bowl LIII

La derrota ante Philadelphia en el Super Bowl LII dejó muy pensativo al perfeccionista Belichick, quien decidió explotar al máximo la mutabilidad de sus jugadores en esta campaña.
29 Ene 2019 – 10:28 AM EST

No es secreto que Bill Belichick es un hombre obsesionado con la perfección. Para el entrenador de los New England Patriots no basta ganar. Para Belichick las formas importan tanto como el resultado final.

Luego de la derrota en el Super Bowl LII ante los Philadelphia Eagles, Belichick supo que no podría enfrentar la temporada 2018-19 con la misma defensa que terminó la campaña con el segundo peor DVOA en la liga y permitió que Philadelphia le anotara 41 puntos en el Super Bowl.

Un año después, los Patriots presumen una defensa mejorada --quizás la más trabajada en toda la historia de la franquicia bajo las riendas de Belichick-- que enfrentará a los LA Rams como la unidad con el mejor promedio de presión al QB en tercera oportunidad (44 por ciento). ¿Adivinen quién ocupa del segundo lugar? Así es, Sean McVay y compañía.

New England saldrá al campo del Mercedes-Benz Stadium de Atlanta con 8 jugadores defensivos que estuvieron en el pasado Super Bowl. La única excepción es el todopoderoso linebacker Dont’a Hightower, quien no jugó ante Eagles por una lesión.

El arma de Belichick, una de las mentes más brillantes para armar esquemas a la ofensiva y defensiva, explotó al máximo la versatilidad de sus jugadores; es bien sabido que al mandamás de New England en la cancha le gustan los jugadores con voluntad para sacrificarse para bien del equipo.

Con la ayuda de su coordinador defensivo, Brian Flores, Belichick logró que jugadores como el linebacker Kyle Van Noy y el safety Patrick Chung tuvieran gran relevancia y efectividad a la hora de meter presión al QB rival.

Van Noy fluctuó entre linebacker y defensive end, dependiendo de las necesidades y del rival en turno. Chung ocupó el puesto de middle linebacker. Ante Dolphins y Colts, ambos jugadores registraron en total 27 tackles, una intercepción, una recuperación de balón, y dos golpes sobre el QB.

Este es solo un ejemplo de la revolucionaria visión que Belichick y Flores le impregnaron a su defensa para la actual campaña. Las jugadas de pantalla, estructura una vez más apoyada por al versatilidad de los jugadores defensivos.

Trey Flowers, defensive end de New England, lo pone de esta manera. "Es uno de esos planes donde se ejecuta una jugada, y cuentas con un grupo de chicos que entienden el esquema en lugar de solo una posición específica".

Los ajustes en la defensa permitieron que los Patriots cosecharan una marca ganadora en la temporada regular de 5-1 ante equipos con las mejores 20 ofensivas. Pero aún más esencial, el equipo recobró la confianza que necesitaba para encarar una campaña y llegar por segundo año consecutivo al Super Bowl.

¿Qué tanto podrá ser efectiva esta renovada defensa ante los LA Rams? Lo sabremos el 3 de febrero.

Más contenido de tu interés