null: nullpx
Alberto

Se termina el ‘Oregon Project’ por suspensión de Alberto Salazar

El entrenador de origen cubano era la columna vertebral del proyecto que ha llegado a su fin.
12 Oct 2019 – 9:20 PM EDT

La empresa Nike comunicó sus planes de finalizar el ‘Oregon Project’ tras la suspensión, que se dio la semana pasada, del entrenador de atletismo estadounidense de origen cubano Alberto Salazar por infringir las reglas antidopaje.

"Esta situación, sumada a otras acusaciones falsas, incomoda a muchos atletas y les impide concentrarse en sus entrenamientos y en las competiciones", declaró el presidente del grupo deportivo estadounidense, Mark Parker, en un mensaje interno a sus colaboradores.

"Por tanto, he tomado la decisión de poner fin al Oregon Project", agregó.

Este centro de entrenamiento se creó en 2001 en el campus de Nike en Oregon con la misión de romper la hegemonía de etíopes y kenianos en las carreras de fondo y mediofondo, reclutando jóvenes talentos y multiplicando las innovaciones en materia de preparación.

El jefe de Nike, no obstante, siguió apoyando a Salazar, quien fue entrenador del británico Mo Farah -cuatro veces campeón olímpico y seis veces campeón del mundo (en 5.000 y 10.000 metros)-, al considerar que "una suspensión de cuatro años para alguien que actuó de buena fe, es incorrecta".

La Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) "estableció que no hubo dopaje orquestado, ni hallazgos de que drogas destinadas a mejorar el desempeño hayan sido usadas en los atletas del Oregon Project y destacó el deseo de Alberto de seguir todas las reglas".

Sin embargo, admitió que "Alberto no puede entrenar mientras se espera el resultado de su apelación".

Hace una semana Salazar, de 61 años, fue suspendido cuatro años por "incitación" al dopaje por la USADA. El entrenador era la columna vertebral del Oregon Project, cuyo sitio web y sus redes sociales fueron cerradas.

Atletas del Oregon Project ganaron tres medallas de oro en el Mundial de atletismo de Doha, que terminó el domingo pasado.

La holandesa Sifan Hassan ganó los 1,500 metros y los 10,000 metros femeninos, mientras que el estadounidense Donavan Brazier se hizo con el oro de los 800 metros masculinos. No hay índices de que alguno de los dos atletas haya estado involucrado en dopaje.

Una enojada Hassan dijo que está feliz de que le hagan pruebas "cada día" para probar que es una atleta limpia.

"Creo en el deporte limpio, siempre estoy limpia, siempre estaré limpia. Creo en el Oregon Project. He visto a Alberto. Él ha trabajado muy duro y eso es lo que sé", dijo, emocionada, tras registrar el sexto mejor tiempo de la historia y ganar los 1,500 metros.

Farah también encara preguntas sobre su relación con Salazar. El británico, quien nunca dio positivo por dopaje, esperó más de dos años después de que aparecieran las primeras acusaciones contra Salazar para finalmente separarse del entrenador en octubre de 2017.

"Nunca me dieron nada", aseguró el viernes Farah en la conferencia de prensa previa al maratón de Chicago que se disputará el domingo.

"Es muy decepcionante ver lo que están haciendo ustedes una y otra vez. No hay ninguna acusación en mi contra, no he hecho nada malo. Estas acusaciones, seamos claros aquí, penden sobre Alberto Salazar", afirmó el atleta.

Galen Rupp, otro atleta del Oregon Project que también participará de la carrera, aprovechó para respaldar a su ex entrenador, con quien no se ha comunicado desde que fuera publicada la sanción.

"Entiendo que está bajo apelación y lo apoyo en esa apelación", aclaró Rupp.

Otros deportistas, entre ellos la fondista estadounidense Kara Goucher, pidieron que desapareciera el Oregon Project debido a las prácticas de Salazar.

"Si yo fuera Nike, traería a otros entrenadores y cerraría la página del Oregon Project, porque está claro que sus principios no se corresponden con los de un deporte limpio, hace falta comenzar de cero", señaló Goucher, que prestó testimonio contra Salazar.

Inyecciones de aminoácidos (para quemar grasa), experimentos con testosterona o documentos médicos falsificados fueron algunas de las conclusiones de la investigación de seis años de la USADA, en la que quedaron de manifiesto una serie de importantes excesos de Salazar, un ex atleta convertido en el entrenador de atletismo más famoso del mundo.

En su informe, la USADA afirma también que Parker aparece copiado en correos electrónicos sobre el avance de las investigaciones del Oregon Project.


RELACIONADOS:AlbertoAtletismoChicagoDopaje

Más contenido de tu interés