null: nullpx

Una de cal y una de arena para LA Galaxy: el equipo de Guillermo no se consolida y se viene lo más complicado

Los galácticos han vuelto a ser ‘gitanos’, pero ahora hasta Zlatan se ha contagiado, y justo en vísperas de un durísimo calendario de verano.
4 Jul 2019 – 2:58 PM EDT

LA Galaxy estuvo peleando palmo a palmo con LAFC por ser el superlíder durante las primeras semanas de la MLS. Pero desde mayo, los galácticos han caído en una irregularidad de juego y resultados que los han marginado de esa batalla.

El conjunto dirigido por Guillermo Barros Schelotto difícilmente mantiene un nivel de juego de partido a partido. Como muestra lo ‘gitano’ que ha sido el carrusel de resultados del equipo desde hace más de un par de meses. Es más, solo tienen un empate en la temporada, para ellos es ganar o perder.


REINA LA IRREGULARIDAD

A finales de abril, ganaron su duelo en casa frente al Real Salt Lake. Pero luego acumularon una racha de cuatro derrotas al hilo ante NYRB, Columbus Crew, NYCFC, y Colorado Rapids. Recuperando terreno con triunfos de visita en Orlando City y Sporting Kansas City. Hasta ahí, tres triunfos y cuatro descalabros.

Comenzaron junio cayendo en casa ante New England Revolution, volviendo al camino equivocado. Para su siguiente partido de liga, consiguieron los tres puntos de manera convincente en FC Cincinnati, tan solo para luego visitar a San Jose Earthquakes en el Cali Clásico y caer por goleada.

La inconsistencia no es solamente en partidos de liga, en la Copa sucedió lo mismo. Golearon a Orange County, y unos días después, fueron goleados por Portland Timbers.


Hoy ciertamente el Galaxy tiene ausencias importantes, como las de Jonathan dos Santos y Uriel Antuna que están con la selección mexicana. Pero su racha de “una(s) de cal y una(s) de arena” viene desde antes de que estos se fueran a la Copa Oro.

HASTA ZLATAN SE CONTAGIÓ

La temporada pasada, los angelinos navegaron por una situación similar, un equipo tremendamente gitano que llegó a la última jornada con posibilidad de clasificarse al Playoffs, y su bipolaridad se acentuó en esos 90 minutos. Ganaban cómodamente 2-0 en casa a Houston Dynamo, y terminaron cayendo 2-3, quedándose fuera de la fiesta grande.


Pero durante la campaña, Zlatan Ibrahimovic individualmente estuvo a tope. Con Guillermo empezó con la misma tónica pero con el equipo haciendo las cosas bien igualmente.

Con la caída de los galácticos en la intermitencia, Zlatan también se vio contagiado. Al grado que su lucha en un mano a mano por el liderato de goleo con Carlos Vela, se ha visto mermada seriamente. El sueco ya está a seis goles del mexicano, y aunque sigue de sublíder, ya tiene a varios pisándole los talones.

Le urge al Galaxy encontrar una consistencia que lo aleje de sus vicios del año pasado. ‘El Mellizo’ requiere re direccionar a su equipo a que se parezca más al de inicio de campaña pero con mayor nivel. El problema es que se viene la parte más difícil del calendario para el Galaxy, donde se verá para que esta realmente el equipo del Guille.


LA HORA DE LA VERDAD PARA GUILLERMO

A partir del 4 de julio y hasta el 1 de septiembre, tiene 10 partidos de liga (5 de local, 5 de visita), en todos enfrenta rivales de poder que aspiran a lo más alto. Arranca ante Toronto FC, y luego vienen un par de clásicos en casa, frente a los Quakes y LAFC. Luego vienen tres visitas consecutivas con viajes de costa a costa para verse las caras con los dos finalistas de los años pasado – Portland Timbers y Atlanta United – y cerrar contra el DC United de Wayne Rooney.

El regreso a casa no es sencillo, ya que tienen a FC Dallas y Seattle Sounders esperando arrebatarles puntos. Y como cereza en el pastel, cierra con el derby angelino en casa de LAFC y visitando a Sounders, con quienes mantiene una fuertísima rivalidad.

Momento de la verdad en la primera temporada de Barros Schelotto al frente, momento de ser un equipo consistente en busca del protagonismo perdido.

RELACIONADOS:MLSLA Galaxy

Más contenido de tu interés