null: nullpx

Nicolás Mezquida: "Vamos a jugar con el doble de amor"

El atacante de Colorado Rapids mantiene un aislamiento estricto durante la pandemia.
27 Abr 2020 – 06:28 PM EDT
Reacciona
Comparte

"Lo que veo en la calle es algo increíble comparado con cuando llegué a Denver". La instantánea que pinta Nicolás Mezquida desde su ciudad de residencia similar al de otros lugares afectados por la pandemia de COVID-19. "Este es mi segundo año acá. Donde vivo es el downtown, es muy movido, hay muchos restaurantes, comercios, bares, a los que la gente siempre concurre mucho. Pero desde que comenzó todo esto parece una película", comentó el uruguayo a MLS Español.

"En el principio no creía mucho. Pensé que sería algo de dos semanas. Pero se fue alargando, y aquí lo que se ven son comercios cerrados y las calles vacías. Alguna que otra persona paseando con su perro, o algún que otro carro entregando mercadería. Pero si no está todo prácticamente vacío", insisti´ó. "Tampoco soy de salir demasiado. He salido solo cinco veces para ir al mercado desde que comenzó la cuarentena. En el mercado, como en todos lados. Colas largas, mantener la distancia, esperando tu turno".

Lo que más se echa de menos es la rutina cotidiana que era normal hasta hace unas semanas. "Extraño la vida en sí. Extraño el sol. El tiempo es muy loco acá. Ayer nevó y hoy hay sol y el cielo está despejado. Estar al aire libre es algo que extraño mucho", admitió Mezquida. "Y, obviamente, esto me sacó lo que amo, que es jugar al fútbol, el día a día de los entrenamientos, el vestuario. Sacarme eso de una fue un golpe duro".


El futbolista vive solo en Estados Unidos. Sus padres y sus familiares están todos en Uruguay, concretamente en la ciudad de Paysandú. "Ahora quizás estoy más en contacto con ellos por preocupación. Mi padre, por todo esto, no pudo seguir trabajando y no hay un seguro que lo cubra. Eso es algo que preocupa mucho. Obviamente estoy encima de ellos todos los días y para poder ayudar en casa".

"Mi madre es maestra de una escuela pública, y tiene que ayudar con las viandas. El estado brinda a los alumnos el almuerzo aunque no haya clases. Con toda las precauciones del mundo ella aún concurre y tiene que entregar el almuerzo a todos los alumnos. Son niños que quizás no tienen alimentos en su casa. Es una tarea que toma un día, y muchas precauciones. Estoy con ella, con el apoyo, el apoyo moral, para que agarre fuerzas y siga con esto hasta que termine", narró el atacante.


La carrera de Mezquida comenzó hace años. Y se ha extendido en varios países y ciudades. "Hice las inferiores en Paysandú, luego pasé a la Sub-14 en Peñarol, más tarde pasé como Sub-16 a la primera", recordó. "Me lesioné y me costó volver. No estaba a la altura para el primer equipo. Justo en ese momento llegó una propuesta para ir a préstamo a Noruega. Pude jugar con el equipo de Brann, y tuve mi primera experiencia en el exterior. Me llevó a madurar. Me sirvió mucho para la etapa en Vancouver Whitecaps, en MLS".

El club del oeste de Canadá fue un lugar especial para el charrúa. "En Vancouver me siento como en casa", aseguró. "Los fans me apreciaron mucho. Se lograron cosas con el grupo, como hacer el récord de puntos en una temporada de MLS, ganar el Campeonato Canadiense. Hice muchas amistades fuera de la cancha. Me hice amigo de unas personas de Argentina, y eso me acercó a sentirme como en casa. Fui muy feliz ahí".

"Cuando se hizo el trade de Vancouver a Colorado, el proyecto de Anthony Hudson (ex entrenador de los Rapids) me había gustado. Era un proyecto que tenía fuerza y garra, pero estuvimos como once partidos sin ganar, y en ese momento me sentí muy mal por él. Robin Fraser (el actual técnico del equipo) mostró un proyecto diferente, hizo un impacto que nos motivó a todos. A todos los jugadores nos resultó fácil entenderlo. Nos daban por muertos y llegamos al último partido de la temporada regular con opciones de entrar a los Playoffs".


Colorado fue una de las grandes sorpresas de las dos jornadas que se jugaron en la temporada regular 2020, luego de imponerse a D.C. United y a Orlando City SC en el final de ambos encuentros. "Arrancar el torneo con dos partidos ganados fue muy importante. Casi todos los días hablamos con el cuerpo técnico para mantener esa motivación. Me gusta ganar cómodo, ir ganando el partido a los 70 minutos. Pero ganar sobre la hora te da un plus, una motivación especial".

Uruguayos, argentinos y otros sudamericanos tienen al asado y al mate como elementos vitales. "Lo de la carne es complicado. No consigo acá la misma calidad ni el mismo corte", lamentó Mezquida. "Con el mate tengo más suerte. Aquí cerca hay una tienda de empanadas argentinas, y el dueño vende yerba mate Canarias (una popular marca uruguaya). Él ya me dio la cantidad suficiente para pasar toda la cuarentena".


"Para nosotros el mate es parte de la cultura. Es un arte. Preparar la yerba. Todo es como un ritual", profundizó. "Es un compañero de vida. Nací en el campo, allá te despertás tomando mate y te vas a dormir tomando mate. Es algo relajante, tradicional. Ahora me apegué más a esto".

"Al principio no entendía demasiado bien qué era la cuarentena", reconoció. "No me daba cuenta qué significaba estar todo un día adentro. La primera semana fue dura. Pero hablando con amigos, con colegas, empezamos a tener ideas. Soy fanático de la música. Acá tengo mis instrumentos musicales (batería eléctrica, ukelele, armónica). No es que soy músico, sino que en mi tiempo libre 'juego' a ser músico. Imagino que estoy en una banda, ahí paso el tiempo, agarro el ukelele y hago algunos covers. Así paso el tiempo. Soy fanático de la música. Me lleva a un ambiente diferente".


"Me gusta desde el candombe, a la murga, el reggae, el rock, el blues, a la cumbia. En verdad, todo. A veces hago una fusión de todo. Y eso es lo divertido de jugar".

Pero no solo de la música vive el delantero. "Entreno una hora, cocino otra hora", explicó al hablar de su rutina diaria. "Juego al Call of Duty, al FIFA, también leo. Me gusta un poco la literatura. Tengo mis momentos y miro algo en Netflix, pero ahora hace días en los que no veo nada. Soy muy fanático de los videojuegos".

"Tenemos contacto con la afición local a través de mensajes", concluyó. "Ellos nos cuentan que tienen ansias de volver a ver al equipo. Les respondo que tengo más ganas que nadie. Estoy esperando novedades para ver cuándo podemos volver a entrenar en grupo. Sueño con volver a jugar", dijo con entusiasmo. "Hay que agradecer a los hinchas, por tomarse un minuto para escribir un mensaje. Hay que tener paciencia ahora. Cuando todo vuelva vamos a disfrutar el doble, vamos a jugar con el doble de fuerza, el doble de amor".


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MLSColorado Rapids CFUruguay

Más contenido de tu interés