null: nullpx

El nuevo seleccionador de EE.UU. no hará diferencias entre jugadores de MLS y "europeos"

Para Bruce Arena el factor fundamental en sus convocatorias estará vinculado a la calidad individual y el grado de compromiso con el equipo nacional.
28 Nov 2016 – 1:14 PM EST

Durante la gestión de Jürgen Klinsmann al frente de la selección de Estados Unidos el entrenado manifestó en varios ocasiones que prefería que sus convocados buscaran oportunidades en las ligas más importantes de Europa.

El sucesor del alemán es Bruce Arena, que ha desarrollado la totalidad de su carrera en el fútbol norteamericano, y que en una reciente entrevista concedida a ESPN FC señaló que no hará distingos en sus convocatorias entre futbolistas que actúan en el Viejo Continente o quienes lo hacen en la máxima categoría de Estados Unidos y Canadá.


"No creo que los números importen", aseguró el ya exentrenador de LA Galaxy. "Podrían ser 11 jugadores que actúan en el extrenjero o podrían ser 11 que estén en la MLS", señaló el nuevo seleccionador. "Queremos tener en la cancha a los mejores jugadores, a los jugadores que nos puedan dar el equilibrio adecuado para que podamos ser exitosos", enfatizó. "No es importante dónde estén jugando".

"¿Eres el mejor futbolista? ¿Eres un jugador que en su posición podría ayudarnos a ser exitosos y a ganar partidos? Ese es nuestro criterio".


Arena quiso dejar claro que, más allá de su lugar de nacimiento, busca futbolistas con compromiso.

"Si son lo suficientemente buenos, tienen la pasión adecuada y quieren estar con la selección de Estados Unidos, definitivamente los queremos en nuestro equipo", señaló el técnico. "La pasión nada tiene que ver con haber nacido o no en Estados Unidos", explicó Arena. "Lo importante es la mentalidad del jugador. Tenemos que contar con el tipo de futbolista que quiere jugar en su equipo nacional, entienda el desafío de jugar en la selección, y entregue todo lo que tiene para ser exitoso".


El nuevo seleccionador Bruce Arena considera que el próximo partido de Estados Unidos en el Hexagonal Final -que se jugará el 24 de marzo- podría ser la plataforma que devuelva a la selección a las primeras posiciones de la clasificación de la CONCACAF. Para conseguirlo será fundamental el campamento que hará en diciembre con futbolistas del ámbito local.

"Tenemos que hacer un buen trabajo con nuestros jugadores del ámbito doméstico, y quizás identificar a un par de futbolistas que nos puedan ayudar a clasificar", agregó Arena. "Tenemos que conseguir que esos jugadores lleguen al inicio de la MLS en la primera semana de marzo cerca de su preparación física ideal. Cuando llegue el partido frente a Honduras tendremos a algunos futbolistas que estén listos para jugar junto a los que actúan en el extranjero".


RELACIONADOS:MLSEstados Unidos

Más contenido de tu interés