null: nullpx
Opinión Deportes

Ricardo Salazar | Cinco goles levanta muertos

¿Cruz Azul podrá modificar la historia como lo hizo América?
10 Oct 2019 – 1:06 PM EDT

Los verdaderos aficionados del club América saben o recuerdan tres victorias anotando cinco para sacudirse hegemonías contra tres de sus máximos rivales, Atlante, Guadalajara y Cruz Azul.

Ahora, por primera vez el equipo cementero les encaja cinco, como los cremas, ¿el cuadro celeste será capaz de cambiar la historia?

El Atlante empezó a dominar el escenario futbolístico en la temporada 1931-32. Con una goleada 5-0 sobre el América, empezó una superioridad sobre los crema que se extendió hasta 1935 con siete victorias en nueve juegos, pero el 19 de mayo de 1935, el conjunto dirigido por el legendario guardameta, Ignacio de la Garza, devolvió la cortesía a los prietitos, también 5-0.

A partir de entonces, los azulcremas se llevaron 10 triunfos y cuatro empates en los siguientes 17 clásicos. Para 1937 se emparejó el historial del clásico con diez juegos ganados por bando.

Previo a la celebración de la Copa del Mundo de 1970, el Guadalajara obtuvo un octavo campeonato de liga en 14 años.

Para entonces, la hegemonía sobre el América era monstruosa: 30 victorias, 14 empates y 10 derrotas. Pero el 4 de febrero de 1971, una de las fechas más significativas en la historia del americanismo, modificó las cosas.

Al Estadio Azteca asistieron unas 140 mil personas, pero 20 mil de ellas se quedaron fuera. Fue un concierto crema de cinco metas por dos, ligaron cinco triunfos en el clásico de liga y ganaron 15 de los siguientes 30 partidos hasta que Chivas lo eliminó en la tormentosa semifinal del campeonato 1982-83.

Aun así, un año después las Águilas tomaron revancha deportiva al imponerse en la final tres goles por uno.

La situación contra Cruz Azul es muy similar. De 1967 a 1981, se enfrentaron 34 veces dentro del campeonato de liga.

La Máquina se llevó 14 victorias, fueron otros 14 igualadas y los entonces millonarios únicamente salieron seis veces el brazo en alto, otro dominio abrumador.

Todo cambió otra tarde de mayo de 1982 cuando las Águilas golearon a los celestes cinco a cero. De los siguientes 24 juegos, el América eliminó tres veces a Cruz Azul, incluyendo la final 1988-89.

Ganó nueve clásicos, empataron una docena y los cementeros únicamente salieron triunfadores en cuatro oportunidades.

Los tres casos son similares, al menos con el América, ahora, hay que esperar ver si el equipo de La Noria logra un cambio de 180 grados que modifique la historia, por lo pronto, esa tarde-noche del 5 de octubre, quedará en la memoria de los derrotados, sobre todo, los ganadores.


RELACIONADOS:Opinión Deportes

Más contenido de tu interés