null: nullpx
América

Oribe Peralta y las barreras que superó hasta convertirse en un ídolo en México

La figura del Club América contó su historia conmovido, recordando sus orígenes y su duro andar antes de debutar en la Liga MX, hasta llegar a ser un referente del fútbol mexicano.
1 Mar 2019 – 11:02 PM EST

Oribe Peralta es, sin duda, un referente del fútbol mexicano. Uno de los delanteros más importantes que ha tenido el balompié nacional se sinceró en exclusiva en Futbol en Serio y se conmovió al relatar sus orígenes en una de las carreras más admiradas de la actualidad.

Peralta hoy es un ícono del Club América y ya fue dos veces Mundialista, pero todo comenzó gracias a los sacrificios que hizo su familia y su tortuoso camino hasta debutar en Liga MX con Monarcas Morelia, justo en un partido contra las Águilas, donde ahora es el capitán.

"Tenía tantas ganas de salir y de abrirme paso en el fútbol profesional, tuve gente que me ayudó y se hizo una cadena de favores", dijo respecto a su inicio en Torreón, para después ir a probarse con Morelia donde, después de pasar por dificultades, Peralta relató entre lágrimas que estuvo cerca de dejar el fútbol ya que dejó de creer en él.

"Sí dejé de creer en mí, se lo dije a mis papás, a veces después de salir de una lesión, que ya no quiero jugar. Mi papá me dijo que le dijera a los entrenadores, él se me adelantó en una ocasión y habló por mí. Hace apenas unos años, me enteré que mi papá abogó por que no me dejaran ir", relató Oribe conteniendo las lágrima y con el sentimiento a flor de piel.

A pesar de todo, Oribe Peralta valora su carrera en la actualidad y, afirma, que disfruta el fútbol después de tantos años de trayectoria.

"Sigo siendo el mismo de siempre, disfruto mucho de jugar al fútbol, cada vez que salgo a la cancha, entregado a mi carrera. Cuando me preguntan que por qué sigo en esto, es por que me gusta, hay unos como Carlos Vela que son sinceros y dicen que juegan por que son buenos para eso, pero a mí me gusta".

El "Cepillo" afirmó que le gusta ayudar a los jóvenes y comentó que todos, sin excepción, deben tener talento, perseverancia y autoconfianza.

"Si no tienes talento, no te van a seleccionar, si no tienes perseverancia, no vas a aguantar, y después viene el confiar en ti. Va a sonar fácil que yo lo diga, pero si no confías en ti no vas a alcanzar nada en la vida, luego demostrarle a los demás lo que eres".


Respecto a las oportunidades que se les dan a los juveniles mexicanos, Peralta expresó su inconformidad por las adversidades que tienen que enfrentar los jugadores nacionales para ganarse un lugar, contrario a lo que sucede con los extranjeros.

"Cuestiono por qué a los jugadores extranjeros después de un año o dos, se les da oportunidad de adaptación. En México hay muchísima calidad, pero no vas a saber cuánto si no lo explotas. Todo jugador que lo dejas que se equivoque, que lo dejas que experimente, que sepa convivir con el nerviosismo, se irá acostumbrando, al igual con la exigencia".

Oribe Peralta también relató cómo llegó al Club América proveniente de Santos Laguna en una transacción muy recordada y que también perseguía Chivas de Guadalajara.

"Cuando destaqué, quise irme a Europa, pero surgió esta oportunidad de jugar en el América, lo primero que hice fue avisarle a mis esposa. Me convenía, hubo un buen arreglo con Santos. Llegué y, como cualquier cambio, cuesta, pero ya estoy feliz".

"Mi papá me puso mi nombre por Oribe Maciel, le digo que me voy al América y él me dice que no quiere que me vaya para allá, ahí van figuras que luego no triunfan, y le dije que 'no soy como todos'".

Peralta Morones destacó la exigencia que hay en el Club América y reconoció que llegó en el momento idóneo a Coapa.

"Si hubiera llegado en otro momento, quizás no me hubiera ido como ahorita, los tiempos son perfectos, si no tienes estabilidad en tu vida, no puedes tener estabilidad en otros ámbitos", remató.

RELACIONADOS:AméricaMéxico

Más contenido de tu interés