null: nullpx
América

Ni la “mini-revancha” pudo tener el América en el Volcán; Tigres lo hizo otra vez

Fue tal el desbarajuste azulcrema que Göltz y Pablo Aguilar por poco y llegan a los puños en pleno juego.
22 Ene 2017 – 04:10 PM EST
Reacciona
Comparte

Sin decírselo abiertamente, Ricardo La Volpe le manifestó a su tocayo Ricardo Peláez que el refuerzo que le urge al América es un mediocampista organizador. “El Bigotón” sacó un raro experimento con Miguel Samudio de volante adelantado y por poco y Tigres le propina una goliza aún más escandalosa que el 4-2.

No se cumplía ni un minuto de iniciadas las hostilidades cuando Gignac se botó a la espalda de Edson Álvarez (de mala noche, por cierto) y le filtró una pelota a Ismael Sosa quien, con su derecha llameante batió a Agustín Marchesín.

“El Tuca” también experimentó: puso a “El Chino” Zelarayán como contención junto a Guido Pizarro y esto fue aprovechado por Oribe Peralta en el 1-1. “El Hermoso” se llevó puesta a media defensa felina y se la picó suavemente a Enrique Palos.

Zelarayán salió en su gran noche menos por su improvisada posición sobre la cancha que por su magnífico golpeo con la pierna derecha. Con poco ángulo de tiro, se la embuchacó de libre directo a Marchesín en su segundo poste ¿Se la comió el arquero azulcrema?

El primer tiempo terminó con el 2-1 en el marcador. Sin embargo, para el segundo tiempo los que entraron "modorros" fueron los felinos norteños que solamente despertaron cuando Bruno Valdez volvió a meterles gol tras saque de esquina, como en la ida de la final del torneo pasado.

El despertar de Tigres no pudo haber sido más fulminante con el pobre América.

Aunque La Volpe corrigió metiendo a "El Chepe" Guerrero, una cosa es el trámite del partido y otra diferente la táctica fija. Zelarayán sacó una falta cuyo rechace volvió a caerle y (sin dejarla botar) le pegó un tremendo derechazo con el empeine que hizo inservible cualquier esfuerzo del guardameta águila. El gol de la fecha, indiscutiblemente.

Hubo tiempo para que Sosa le rompiera la cadera a Edson Álvarez. Habiéndolo desparramado, lo siguiente fue bombeársela a Marchesín. Siendo honestos le salió muy barata a "El Ame": Peláez ya sabe que falta un mediocampista. Y más valdría darse prisa en ficharlo.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:AméricaTigres

Más contenido de tu interés