null: nullpx
Opinión Deportes

Iván Kasanzew | América necesita el "eslabón perdido"

Las Águilas extrañaron a ese jugador decisivo en los momentos de presión.
7 Ene 2020 – 7:36 PM EST

La derrota del América en la final del Apertura 2019 pegó fuerte en la afición americanista que en el papel sentía y con argumentos sólidos que su equipo era el gran favorito para ganar el título.

No hay dudas que las Águilas tienen un ADN ganador gracias a su técnico, Miguel Herrera.

Para ser honestos, Rayados se metió de 'panzazo' a la liguilla y definitivamente todo el mérito fue de Antonio 'Turco' Mohamed, quien le cambio el chip al equipo.

Cuando uno club poderoso como Monterrey no tiene nada que perder y mucho que ganar inmediatamente se transforma en un conjunto doblemente peligroso y creo que esto quedó demostrado en la gran final ante la escuadra azulcrema.

El propio Mohamed confesó que su equipo tuvo la 'suerte del campeón' y creo que es una lectura válida teniendo en cuenta el desastroso primer tiempo de su equipo en la final vuelta.

Pero justificar la victoria de Rayados en la suerte me parece ver solo una parte de la película.

El América no cerró el partido y en el segundo tiempo el visitante básicamente hizo lo que tenía que hacer.

Mohamed hizo lo que tenía que hacer. Rogelio Funes Mori hizo lo que tenía que hacer.

¿Qué le faltó al América? Yo creo que una 'Súper Estrella'.

Se esperaba que fuese Nico Castillo, pero el chileno se la ha pasado lesionado y la verdad que la derrota en los penales no es su culpa.

El 'Ame' extrañó a ese jugador que aparece en los momentos decisivos, en una final.

El argentino Guido Rodríguez es tal vez el mejor futbolista de la Liga MX, pero seamos honestos, las finales se ganan tanto con fibra como con goles.

Monterrey tuvo a un letal Rogelio Funes Mori, el delantero que marcó la gran diferencia.

De cara al futuro, las Águilas necesitan y merecen tener a un futbolista que le garantice 10 o más anotaciones por torneo y que no desaparezca en los momentos importantes.

El 'Piojo' Herrera es uno de los mejores entrenadores de nuestra generación, pero no puede ni debe tratar de disfrazarse de súper estrella.

¿Cómo puede ser que la máximas figuras ofensivas de la liga jueguen en los equipos regios (André-Pierre Gignac en Tigres y Funes Mori en Monterrey) y que Mauro Quiroga (Necaxa) y Alan Pulido (Chivas) hayan sido los máximos goleadores del certamen con 12 conquistas cada uno?

El América tiene que estar peleando en esas posiciones y no depender tanto de los esquemas tácticos de su estratega.

Yo me imagino un América competitivo en el 2020, pero sería uno mucho más peligroso si encontrara el eslabón perdido.


RELACIONADOS:Opinión DeportesAmérica

Más contenido de tu interés