null: nullpx
Club Tijuana

¿El pasto artificial otra vez será ventaja para Xolos en la liguilla?

Pese a perder el invicto de local frente a Tigres, el césped sintético de Tijuana siempre ha sido su arma secreta en fases finales.
5 Nov 2016 – 3:01 PM EDT

Desde que Johan Cruyff ordenara a Jorge Vergara cambiar el pasto con caucho del Estadio Chiva por hierba natural en 2011, el Estadio Caliente de Tijuana se quedó como el único en toda la Liga MX en utilizar este tipo tan controversial de superficie. Eso juega a favor de los fronterizos.

Era el invierno del 2010 y el Club Tijuana peleaba la primera final por el ascenso al máximo circuito frente a los Tiburones Rojos del Veracruz. En la ida, jugada en el Puerto, los caninos consiguieron una ventaja que no perderían en la vuelta. Lo curioso fue que el Veracruz no lograba hacer dos pases seguidos en el Caliente: la pelota describía trayectorias irregulares, botes extraños o se quedaba atorada entre las partículas de plástico negro.

Los visitantes simplemente no estaban preparados para la fibra sintética.

Meses después, en la final definitiva, al Irapuato de Cuauhtémoc Blanco y José Luis ‘Parejita’ López le ocurrió lo mismo: el cierre en el Caliente vio a una Trinca Fresera absolutamente incapaz de jugar por abajo. Empezaron a jugar por arriba y las pelotas aéreas fueron pan comido para Javier Gandolfi y Joshua Ábrego.

Tijuana era de primera.


Un año después de su ascenso, el sorprendente Tijuana habría de conquistar su primer título de primera división deshaciéndose del también sorprendente León de Gustavo Matosas en semifinales. Una vez más, el Caliente impidió el juego terrestre de una escuadra tocadora formada por Luis Montes, Carlos Peña y José Juan Vázquez. Ya en la final contra el Deportivo Toluca, los Xolos hicieron lo suyo en la perrera y completaron la hazaña en el Nemesio Diez.

Lejos de ser un misterio, el césped artificial del Caliente juega en contra de los 17 equipos de la Liga MX que juegan de local en cancha natural. Usualmente los partidos de Xolos en la frontera son encuentros cortados, ríspidos, difíciles de ver pero decididos en balones por arriba o en la pelota parada.

Que no haya dudas: Xolos cerrando la liguilla en el Caliente juega con la ventaja de una superficie controversial, pero avalada por la FIFA, sobre la que se pueden repetir los triunfos del ascenso a primera y aquel primer título festejado en Toluca.

RELACIONADOS:Club TijuanaLeón

Más contenido de tu interés