null: nullpx
Necaxa

Chiapas viene de atrás y le arranca un empate a dos al Necaxa

Los Rayos lo ganaban tranquilamente 2-0, pero Jaguares vino de atrás y con una pifia de Marcelo Barovero igualó el juego.
25 Sep 2016 – 08:12 PM EDT

Una actuación magnífica del chileno Edson Puch parecía darle una victoria sencilla al Necaxa para despegarse en la tabla de cocientes y hundir a Chiapas, rival directo, pero al final ésta se escurrió como agua entre las manos. Sergio Bueno al menos puede presumir dos partidos sin derrotas al mando de los Jaguares.

Corría el minuto diez cuando Puch hizo la diagonal de afuera hacia adentro, acomodándosela a su pierna derecha para convertir el 1-0 de la visita. El andino ha hecho de los porteros mexicanos sus clientes favoritos y Liborio Sánchez fue cómplice en la caída de su marco mientras veía el esférico pasarle bajo el torso.

Nuevamente Puch protagonizó la que quizás es la mejor jugada colectiva de la Liga MX: entre Rayos tejieron una trenza a punta de toques de primera intención que culminó en un servicio milimétrico de Puch para Daniel Isijara, quien resolvió de volea en un remate tan sofisticado como eficaz. Las cosas se veían fáciles para los de ‘Poncho’ Sosa.

Con lo que Sosa no contaba era con el show de errores de Marcelo Barovero. El guardavallas argentino despejó mal un esférico entregándoselo a los Jaguares en la salida necaxista. ‘Quick’ Mendoza se hizo del control y mediante una diagonal de la muerte definida de primera por ‘Chuletita’ Orozco los locales acortaron distancias.

Entrado el segundo tiempo, el partido aparentaba haber entrado en un punto muerto: Necaxa echado atrás rechazaba y Chiapas falto de ideas se estrellaba una y otra vez. Bueno comenzó a mover su banca; el primer aviso llegó con un interesante disparo del brasileño Rafinha que Barovero detuvo sin dificultad.

La anotación del empate llegó al 84 en una secuencia de errores de los Hidrorrayos. Ni Marcos González ni Mario de Luna atinaron a marcar bien al guaraní Jonathan Fabbro que cabeceó entre ambos y además Barovero se hizo un nudo que terminó en el fondo de su red.

La victoria hubiera significado el despegue necaxista en la porcentual y el hundimiento chiapaneco. El punto le sabe mal al Necaxa y por lo menos moraliza a la escuadra de Bueno.


RELACIONADOS:NecaxaChiapas F.C.

Más contenido de tu interés