null: nullpx
León

Boselli enjaula a los Xolos en su perrera junto con el superliderato

Vilar permitió al Tijuana soñar con el 3-0, pero en el segundo tiempo apareció el aguafiestas de siempre.
27 Nov 2016 – 12:07 AM EST

Por todas las veces que Federico Vilar ha sido criticado por errores garrafales, el veterano arquero fue el responsable de darle vida a los Xolos superlíderes. Aguantó a pie firme y hasta el último instante un balón bombeado de Mauro Boselli que pudo haber sido el gol visitante que sepultase las esperanzas caninas.

Quien no ayudó mucho al León fue William Yarbrough, capaz de lo mejor y también de lo peor. Soltó una pelota en el área chica que Avilés Hurtado pescó y usó como pretexto para fabricar una pena máxima. Luis Enrique Santander demoró una eternidad en señalar el manchón penal, desde donde Dayro Moreno haría el 1-0. Una toma trasera de televisión confirmó que el guardameta estadounidense pateó con su derecha la rodilla del colombiano.

Entonces Juninho se hizo expulsar por un planchazo sobre Alexander Mejía. El contención tijuanense Guido Rodríguez también había hecho una entrada digna de roja sobre Luis Montes, aunque Santander aguardó al brasileño para dejar en inferioridad numérica al Club Tijuana. Mientras, Miguel Herrera enloquecía desde la grada, pues también fue echado por su típica costumbre de reclamarlo todo.

En los últimos instantes del primer tiempo la Fiera se quedó dormida. Una inoportuna lesión de Mejía dejó a los guanajuatenses con diez, lo que Tijuana aprovechó para hacer el 2-0 tras un saque de banda definido por un Yasser Corona sumado sorpresivamente al ataque. Casi instantáneamente un tiro libre de Moreno acabó con Guido Rodríguez cruzando a Yarbrough para el 3-0. Torrente veía y no creía.

(El León, hay que decirlo, quemó dos cambios en las lesiones del colombiano Mejía y del argentino Burdisso). Pero para el segundo tiempo ambas escuadras se descompusieron y el partido deformó en una cascarita de recreo escolar: Yasser se iba cándido arriba, Fernando Navarro equivocaba pases sencillos, Germán Cano fallaba ocasiones claras, Novaretti conducía para regalar la bocha y Boselli le indicaba a Torrente qué hacer.

Así que Boselli tomó cartas en el asunto. 'Chamaqueando' a Juan Carlos Valenzuela, el nueve argentino se anticipó al zaguero y se la emboquilló de cabeza por debajo a Vilar anotando el tanto de visitante que echó el cerrojazo sobre la puerta de la perrera con todos los Xolos adentro. Instantes después el 'Chapito' Montes hizo el 3-2 final.

Se veía venir la maldición del superlíder: Tijuana cerró la temporada regular con dos derrotas seguidas mientras los Esmeraldas finalizaron a tambor batiente. ¿Y quién rayos logrará detener a Boselli?

RELACIONADOS:LeónClub Tijuana

Más contenido de tu interés