null: nullpx
Barcelona

Raúl Méndez | Dembélé: La encrucijada

El Barcelona apostó todo por el francés tras la salida de Neymar al PSG, pero la apuesta falló y ahora podría irse gratis.
Publicado 26 Ene 2022 – 09:14 PM EST | Actualizado 26 Ene 2022 – 09:14 PM EST
Reacciona
Comparte
La actualidad del futbol mexicano e internacional la encontrarás semana a semana. Crédito: TUDN

Para cuando lean estás líneas es muy probable que el melodrama del invierno, estelarizado por Ousmane Dembélé, se mantenga sin un desenlace que deje a todos los involucrados satisfechos.

Sobre las decisiones que llevaron al FC Barcelona a la peor crisis de la que se tenga memoria, las que involucran al extremo francés han resultado adversas para el club blaugrana.

Todo comenzó con la partida de Neymar al Paris Saint-Germain. Esos 220 millones de euros que recibieron por el pago de la cláusula del brasileño se gastaron en Dembélé y Philippe Coutinho. Incluso el costo por ambos obligó a un desembolso mayor de lo que pagaron los cataríes del PSG.

Desesperados y con dinero fueron presa fácil del Borussia Dortmund, especialistas en desarrollar jugadores para su posterior venta.

La pregunta que se hace el barcelonismo es porqué no ficharon a Kylian Mbappé cuando estaba en el Mónaco. Según la dirección deportiva, el Barça necesitaba un jugador por banda y no al que por condiciones y posición era incompatible con Lionel Messi.

Cuatro años y medio sirven para demostrar que la apuesta falló y, lejos de enmendar el error, en el equipo culé prevalece el temor de perderlo porque conservan la fe que, en algún momento, el galo dará el rendimiento esperado.

Se ha perdido casi la mitad de los partidos disputados por el FC Barcelona y cuando ha estado sano ofreció chispazos todavía insuficientes para comprometer al club con otro contrato largo y millonario en una etapa de incertidumbre. Cada gasto debe estar plenamente justificado y la renovación del exjugador del Rennes es de alto riesgo.

No podemos olvidar el rol de Joan Laporta en esta negociación. Ante el inminente arribo de Mbappé a Real Madrid, al presidente del FC Barcelona se le ocurrió decir que su francés era mejor que el todavía astro del PSG y, en un mundo donde somos esclavos de la palabras con las redes sociales, su declaración fue muy oportuna para el agente de Dembélé que solicita un sueldo acorde a la valoración de Laporta, además de una prima por renovar.

La política del club es de austeridad pero el entorno del francés vio con asombro que hubo dinero para pagar por Ferrán Torres e interpretó que podían exigir más.

Ahora bien, ¿dónde quedó la conciencia del jugador?

Dembélé debería mostrar gratitud al club que ha apostado todo por tenerlo y conservarlo. No imagino a un empleado con el rendimiento del francés en cuatro años y medio exigiendo un aumento a su empleador.

Todos los involucrados defienden lo suyo. El propio Xavi ha ido adaptando el discurso hasta alinearse con la política del equipo que no está dispuesto a perder. Si no acepta renovar intentarán colocarlo en este mercado por una última remuneración porque, de lo contrario, se iría libre en verano.

Llegamos a la cuestión de si es ético o no que quede congelado hasta el final de su contrato porque no quiere renovar con las condiciones que le ofrecen. El club está en su derecho de hacerlo aunque atente contra sus propios intereses deportivos porque en este penoso momento sería de gran utilidad tener al jugador a disposición de Xavi.

Solo las lesiones habían apartado de jugar a Dembélé, hoy es su ambición desmedida e injustificada.

¿Qué dirá Jordi Alba como uno de los vicepresidente del gremio de futbolistas en España sobre el trato del Barça a su compañero?

Hasta la próxima semana. ¡Cuídense mucho, por favor!

Cargando Video...
¡Increíble! Barcelona pagará al Dortmund si vende a Dembélé
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:BarcelonaOusmane DembéléLa Liga

Más contenido de tu interés