null: nullpx
Super Bowl

Los Ángeles y Boston tienen su rivalidad de NBA y preparan un Clásico instantáneo de la NFL

'Enemistados' por la mayor rivalidad en la NBA, Los Ángeles y Boston tendrán un Clásico instantáneo en la NFL a partir del Super Bowl LIII.
25 Ene 2019 – 8:38 AM EST

Hay 2 mil 585 millas entre el Memorial Coliseum de Los Ángeles y el Gillette Stadium de Foxborough, la tercera distancia más larga entre dos casas de equipos de la NFL, solo superada por las brechas entre los Chargers y los propios Patriots -2 mil 588- y entre los Dolphins y los Seahawks -2 mil 719-.

Dos regiones, el sur de California y Massachussets, que podrían ser parte de países diferentes. Una con una tremenda presencia e influencia latina y la otra como parte del origen de los Estados Unidos. Concentran a dos de las tres ciudades deportivas más importantes de Estados Unidos -Los Ángeles y Boston-, según un estudio que realizó Wallet Hub que toma en cuenta el tamaño del mercado, la pasión, número de seguidores y asistentes a los partidos.

A través del deporte, han generado episodios que las acerca gracias a su enconada rivalidad en el baloncesto. Los Lakers y los Celtics son los equipos con más títulos de la NBA: 17 para Boston y 16 para los Lakers -los primeros cinco en Minneapolis y el resto en Los Angeles-, 10 más que los equipos que ocupan el tercer peldaño en esta lista -Bulls y Warriors-.

Pero aunque este verano se cumplirán nueve años de la última vez que estas dos quintetas se enfrentaron en las Finales, la rivalidad deportiva se ha trasladado a la MLB y la NFL.

En octubre pasado, los Red Sox vencieron a los Dodgers en la Serie Mundial en cinco juegos, y nunca en 115 años de este evento los equipos tuvieron que viajar tanta distancia para enfrentarse. Pudo ser una barrida que evitaron los Dodgers con su victoria en el Juego 3, en 18 entradas y más de siete horas de partido.

Es la primera vez que hay un Super Bowl en el que se enfrenten Los Ángeles y el área de Boston, si bien es el segundo entre ambas franquicias, pues vale recordar que en febrero de 2002 los Rams eran de St. Louis. Pero a diferencia de lo que pasó en la Serie Mundial, este duelo luce más parejo, pues si bien Los Angeles terminó la temporada con mejor marca (13-3), los Patriots (11-5) y sus nueve Super Bowls en 17 años los ponen como favoritos.

La distribución geográfica de las divisiones de la NFL hace difícil la creación de una rivalidad entre ciudades tan lejanas y a eso le sumamos que estos equipos están en conferencias diferentes, por lo que solo pueden enfrentarse en temporada regular una vez cada cuatro años. Solo se han encontrado 12 veces, con siete victorias para los Patriots, pero hay un elemento que puede crear un Clásico instantáneo el próximo 3 de febrero en Atlanta.

Tom Brady jugará, en efecto, su noveno Super Bowl y su presencia, junto a la del coach Bill Belichick, es sinónimo no solo de la era de mayor grandeza de la franquicia, sino también, indudablemente, de la dinastía más longeva que haya visto la NFL. Y el primero de sus anillos fue precisamente a costa de los entonces St. Louis Rams, a los que vencieron en un partido de alarido por 20-17 con un gol de campo de Adam Vinatieri en los segundos finales.

El partido que se jugará en el Mercedes Benz Stadium podría marcar el final de la era Brady. Con 41 años de edad, es probable -más no definitivo- que este sea el último Super Bowl del quarterback más ganador de la historia, ante la misma franquicia que lo vio encumbrarse por primera vez.

Una victoria de los Patriots sería la reafirmación de la dinastía Brady-Belichick; una victoria de los Rams, el relevo generación con el coach más joven y el segundo quarterback de menor edad, Sean McVay y Jared Goff que hayan ganado un Super Bowl.

Duelo de contrastes desde las laterales del Super Bowl: Bill Belichick ante Sean McVay

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés