null: nullpx

Román 'Chocolatito' González vive una 'guerra' pero retiene el título

El boxeador nicaraguense derrotó por decisión unánime a Israel González, quien vendió cara la derrota pero no logró imponenrse a la calidad del campeón.
23 Oct 2020 – 10:51 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Así fue el combate entre ‘Chocolatito’ y ‘Jiga’

Loading
Cargando galería

Fue una 'guerra' sin cuartel la que protagonizaron Román 'Chocolatito' González e Israel 'Jiga' González, quienes no se guardaron nada sobre el ring. El nicaraguense logró retener el título Supermosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), por decisión unánime con tarjetas de 118-110, 116-112 y 117-111 ante un retador que cerró el pleito a tambor batiente, peleando al tú por tú ante uno de los mejores boxeadores del mundo.

El tercer round fue a bayoneta calada pues ambos pugilistas soltaron las manos en busca de sentenciar al oponente y fue el nicaraguense quien sacó los mejores dividendos, pues engontró al 'Jiga' con un gancho al hígado que resintío el mexicano, y que fue su principal arma durante toda la contienda, pero el retador no se dobló y siguió cambiando metralla aunque tomando el riesgo de que el rival lo encontrara.


La pelea se fue al ritmo que marcó el centroamericano que también recibió castigo pero se mantuvo estoico, sin rehuir al intercambio de golpes. El nica empujó al mexicano contra las cuerdas donde le castigó el cuerpo pero González no se echó para atrás, tiró combinaciones que lograron llegar al objetivo e incluso sacudirle la cabeza, como en el cuarto round que con un upper le sacudió la caja de las ideas.

El jab del 'Jiga' apareció para poner distancia con Román, funcionó pero no se lo pudo sacar de encima mucho tiempo, pues el centroamericano aumentó la frecuencia de golpes en el sexto round, con combinaciones hasta de nueve impactos y nuevamente lo puso contra las cuerdas, el terreno más cómodo para el tetracampeón mundial.


'Chocolatito' se convirtió en una máquina de lanzar golpes, el mexicano trató de esquivar lo que pudo con movimiento de cintura pero el ritmo del nicaraguense no bajaba, le cortaba el ring de manera magistral y la historia siempre terminaba con el mexicano contra las cuerdas y el campeón presionando y tirando al cuerpo con su amplio repertorio de golpes.

Un boxeo prácticamente indescifrable para el mexicano que cuando se preocupaba por los golpes a la cabeza, el campeón aparecía con combinaciones al cuerpo, la mayoría causando estragos al rival que de cualquier manera seguía tirando golpes en busca de encontrar uno que inclinara la balanza a su favor.


El décimo giro fue complicado para Román, pues se encontró con un 'Jiga' desafiante que vivió su mejor momento en la pelea y logr´ó penetrar la guardia del campéon que había sido prácticamente perfecta, pero los rectos con ambas manos colaron entre los guantes del nicaraguense que acusó recibo y resintió la pegada del mexicano.

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés