null: nullpx

Lemieux y Horn levantan la mano para enfrentar a Canelo el 4 de mayo

El canadiense y el australiano creen que pueden darle pelea al tricampeón del mundo, y para ello buscarán negociar con Golden Boy para "estrenar" al mexicano en el 2019.
9 Ene 2019 – 07:49 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Con el 2019 llegaron nuevos nombres a la ahora interminable lista de posibles rivales para Saúl 'Canelo' Álvarez. Tras su incursión exitosa en las 168 libras, donde derrotó a Rocky Fielding sin mayor esfuerzo, Canelo abrió su horizonte opositor más allá de la exigida trilogía con Gennady Golovkin.

El año pasado, Oscar de la Hoya mencionó, en conferencia de prensa tras el triunfo de su pupilo en el Madison Square Garden, que Golden Boy ya había apartado el 4 de mayo en la T-Mobile Arena para el primer enfrentamiento de Canelo en el 2019.

Mucho se ha hablado del posible rival; algunos no pierden la esperanza de que se dé la tercera pelea con el kazajo. Pero todo parece indicar que podría ser el turno del campeón mediano de la FIB, Daniel Jacobs, conocido no solo por su gran pelea ante Golovkin que se ganó el cariño del público (muchos opinaron que debió resultar ganador) , sino también por su batalla librada con el cáncer.

Sin embargo, en los últimos días han sido dos los peleadores que han lanzado el reto al mexicano, David Lemieux y Jeff Horn.

Horn, quien saltó a la fama por haber derrotado de forma polémica a Manny Pacquiao en el verano de 2017 en Australia, asegura tener el tamaño y el poder para derrotar a Canelo.

"Me gustaría (enfrentar a) un rival de renombre, si se puede. Si podemos conseguir a Canelo (sería ideal)... es un peleador gigantesco en el boxeo, uno de los mejores, pero no es invencible", comentó Horn.

Tanta confianza se debe a que Horn sostuvo su última pelea en peso pactado de 156 libras y noqueó en el primer round. Pero la verdad es que sigue siendo muy pequeño para un boxeador mediano nato como Canelo.

Lemieux tiene más posibilidades de ver su nombre impreso en las pantallas de la T-Mobile Arena. Y es que el canadiense dio prueba de su gran poder en la cartelera Canelo-Golovkin II al noquear rápidamente a Gary O'Sullivan, pero no peleó en diciembre en la velada Canelo-Fielding porque tuvo que ser trasladado de emergencia al hospital por intentar dar el peso.

Este factor podría acabar con las esperanzas del canadiense y abrir la puerta a Jacobs o, por qué no, al mismísimo Golovkin, quien tiene deudas pendientes con Canelo.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Boxeo

Más contenido de tu interés