null: nullpx

DeAndre Baker y Quinton Dunbar se entregaron a las autoridades

Un presunto robo a mano armado detonó la orden de arresto contra los esquineros de la NFL.
17 May 2020 – 09:33 AM EDT

Los esquineros de la NFL, DeAndre Baker y Quinton Dunbar se entregaron este sábado a la cárcel del condado Broward y cumplir así la orden de arresto en su contra debido a un robo que presuntamente se cometió en Miramar, Florida, en esta semana.

Bradford Cohen, abogado del esquinero de los New York Giants, DeAndre Baker, dijo que tiene declaraciones juradas de varios testigos que liberan de responsabilidad a su cliente de haber cometido alguna irregularidad en el presunto delito.

Esos alegatos se van a presentar en suma de la evidencia de video al juez cuando llegue el momento, “creemos que nuestro cliente es inocente de todos los cargos”, declaró el abogado. “Pedimos a la gente que no se apresure a juzgar”.

Cohen confirmó con una publicación de Instagram, que Baker se entregó el sábado por la mañana. En el texto indica que su cliente es un "creyente en el sistema".

Baker enfrenta cuatro cargos de robo a mano armada por arma de fuego y cuatro cargos de asalto agravado con un arma de fuego y se presentará el domingo frente a un juez.

Por su parte, el jugador de los Seattle Seahawks, Quinton Dunbar enfrenta cuatro cargos de robo a mano armada con un arma de fuego.

Ambos jugadores fueron buscados por la Policía por un presunto incidente que tuvo lugar el miércoles por la noche en una fiesta.

Según la orden de arresto, Baker y Dunbar están acusados de robar dinero y de vigilar mientras están en posesión de armas de fuego semiautomáticas.

Se ha dicho que Baker amenazó intencionalmente a las víctimas con un arma de fuego.

Según la declaración jurada de la orden de arresto, varios testigos dijeron que Baker ordenó a otro sospechoso que usara una máscara roja para disparar a un individuo que acababa de ingresar a la fiesta.

El abogado de Dunbar, Michael Grieco, dijo que transmitió cinco declaraciones juradas de testigos que exoneraron a su cliente de irregularidades a la oficina del fiscal estatal.

Agregó que estos son los mismos testigos que dieron las declaraciones originales en el informe policial que condujo a las órdenes de arresto.

De parte del departamento de policía de Miramar dieron la bienvenida a los testigos para agregar o cambiar cualquier cosa a su declaración si lo deseaban.

Hasta el sábado por la mañana, la Policía dijo que ninguna de las víctimas o testigos se había retractado de sus testimonios.

El Departamento de Policía de Miramar reiteró que no está tratando a Baker o Dunbar de manera diferente a ningún otro sospechoso.


Más contenido de tu interés