null: nullpx

Porzingis pide 'amor' para Carmelo Anthony en su regreso a New York

Los Knicks le dan la bienvenida a Anthony el sábado, tratando de extender su sorprendente comienzo aunque tal vez sin Porzingis.
15 Dic 2017 – 07:51 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Carmelo Anthony regresa a jugar a New York.
Crédito: Getty Images y AP

NUEVA YORK - Carmelo Anthony vendrá a la casa de Kristaps Porzingis.

Tres meses después de que los Knicks canjearan a Anthony a Oklahoma City, su antiguo All-Star desapareció y fue rápidamente olvidado. Porzingis está jugando casi tan bien como Anthony lo hizo en Nueva York y parece disfrutar del apoyo incondicional de los fanáticos y la oficina que Anthony nunca tuvo.

Porzingis tiene algo más que Anthony no tiene: un récord ganador.

Los Knicks le dan la bienvenida a Anthony el sábado, tratando de extender su sorprendente comienzo aunque tal vez sin el nuevo hombre principal en el Madison Square Garden.

A diferencia de la dirección del equipo, Porzingis no quería que su amigo se fuera.

Pero parece que fue lo mejor para él y los Knicks.

"Obviamente, me encantaría tenerlo aquí para continuar aprendiendo de él", dijo Porzingis. "Pero sin él este año he tenido más oportunidades. Me necesitan más, lo cual es normal".

Porzingis aparece como cuestionable para jugar después de que dejó el juego de los Knicks en Brooklyn el jueves en el tercer cuarto con una lesión en la rodilla izquierda. Nueva York resistió después de que se fue, mejorando a 15-13 con su tercera victoria consecutiva.

Si Porzingis juega, cuenten con la habitual ovación estridente cuando sea el último abridor anunciado, el lugar que anteriormente le pertenecía a Anthony.

¿Y cómo será la recepción para Anthony?, quien llevó a los Knicks a tres apariciones consecutivas en los playoffs después de llegar en el 2011, lideró la liga en anotación cuando ganaron 54 juegos y un campeonato divisional en 2013, y siempre dejó en claro que amaba a Nueva York y no se quería ir.

"No creo que merezca que lo abucheen, pero nunca se sabe", dijo el alero de los Knicks, Lance Thomas. "De todos modos, él va a traer su juego 'A' y vamos a traer el nuestro también".

El ex presidente del equipo Phil Jackson deseaba sacar a Anthony la temporada pasada, pero los Knicks no estaban seguros de qué esperar cuando finalmente lograron un acuerdo en la víspera del campamento de entrenamiento. Era su máximo anotador y líder de equipo, y el entrenador Jeff Hornacek ya había dicho que Anthony estaría en la alineación titular si permanecía en el equipo.

Pero el nuevo presidente Steve Mills y el gerente general Scott Perry encontraron un intercambio al día siguiente y ha sido bueno para los Knicks. Enes Kanter les está otorgando 13.4 puntos y 10.3 rebotes por juego como centro titular, mientras que proporciona una actitud positiva que durante años rara vez existió en el vestuario. Doug McDermott trae otros 8.5 puntos por noche desde el banquillo.

Anthony está sufriendo un poco con el Thunder, potencialmente en camino a la peor temporada de su carrera. Fue al juego del viernes en Filadelfia promediando solo 17.7 puntos con 40% de lanzamientos.

Luego de unirse al MVP Russell Westbrook y su compañero All-Star Paul George para el último 'Big Three' de la NBA, el Thunder llega al viernes por debajo de .500 con 13-14.

"No lo sabía para ser honesto", dijo Thomas. "Pero independientemente, (ellos) lo resolverán. No estoy preocupado por ellos. Estoy preocupado por los Knicks".

Hay menos motivos para preocuparse que en los últimos años de Anthony en Nueva York. Jackson alternó entre tratar de ganar e intentar reconstruir al parecer cada temporada, y su insistencia en ejecutar la ofensiva triangular parecía estar fuera de contacto en una era en la que los equipos de la NBA están presionando el ritmo. Y su postura hacia Anthony la temporada pasada enfadó a sus compañeros de equipo que apreciaban los esfuerzos del veterano dentro y fuera de la cancha.

Mills y Perry señalaron el deseo de construir alrededor de Porzingis, cuyo promedio de 25.5 puntos sería aún mayor si no fuera por un esguince en el tobillo que lo obligó a abandonar un juego después de 2 1/2 minutos. Se ve feliz después de que estaba tan desilusionado por la atmósfera bajo Jackson que no fue a su reunión de salida la primavera pasada.

Y mientras los Knicks parecen ir creciendo, Anthony está tratando de evitar que el Thunder se hunda.

"En general, lo que más me gusta es que los muchachos están tratando de resolver", dijo a principios de esta semana. "Los chicos intentan hacerlo funcionar. Los muchachos están tratando de no ser egoístas, resolver esto y estamos trabajando en eso".

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés