null: nullpx

Los Cubs apenas ganaron su tercer juego de Serie Mundial en Wrigley Field

Pese a haber jugado ya cinco Series Mundiales en su estadio, los Cubs apenas han conseguido tres victorias en él.
27 Oct 2016 – 12:16 AM EDT

El Wrigley Field es el segundo estadio más antiguo que sigue en activo en las Grandes Ligas, solo superado por el Fenway Park de los Boston Red Sox.

La casa de los Chicago Cubs tiene su historial en la Serie Mundial, aunque todos los antecedentes datan de la primera mitad del siglo XX, y no es precisamente alentador para ellos.

Los Cubs ganaron por última vez una Serie Mundial en 1908, ante los Detroit Tigers, cuando jugaban en el ya desaparecido West Side Grounds. Ahí cayeron dos años más tarde ante los Philadelphia Atletics.

Pese a ser su sede desde 1916, jugaron la Serie Mundial de 1918 en Comiskey Park, casa de los White Sox, por ser un estadio con mayor capacidad. Ahí perdieron ante los Boston Red Sox, la última que ganó aquella franquicia en 86 años, supuestamente por la maldición de ‘Babe’ Ruth.


En 1929 finalmente Wrigley Field recibió un Clásico de Otoño, pero los Cubs cayeron ahí en los juegos 1 y 2 ante los Philadelphia Athletics, para finalmente perder la serie por 4-1.

En 1932 perdieron los Juegos 3 y 4 de la Serie Mundial ante los New York Yankees y todo terminó en barrida. Justamente en el tercer partido se dio una de las mayores leyendas de las Grandes Ligas, cuando ‘Babe’ Ruth habría señalado el jardín central antes de conectar un cuadrangular justo a esa zona de las gradas. Nunca se supo si el brazo extendido de Ruth realmente pretendía anunciar en dónde pondría la pelota, pero el batazo fue innegable.


En 1935 los Cubs cayeron 4-2 ante los Detroit Tigers. Sólo ganaron el quinto juego en casa, el primero en la historia de la Serie Mundial en Wrigley Field para los locales.

Tres años más tarde, los Yankees les repitieron la dosis de 1932 a los Cubs, con otra barrida y derrotándolos en el Wrigley en los juegos 1 y 2. Pero sin Ruth.

En la de 1945, cuando se desató la maldición de la cabra, en la que sólo debían ganar dos de los cuatro partidos que restaban en su campo, del cuarto al séptimo, y sólo vencieron en el sexto.


La victoria en el Juego 5 de la serie actual ante los Indians es apenas la tercera para los Cubs en su casa. A cambio, han caído 13 veces, las últimas dos ante los Indians. Ya no hay más que hacer para Chicago que hacer la hombrada en el Progressive Field de Cleveland.

RELACIONADOS:MLBChicago Cubs

Más contenido de tu interés