null: nullpx
Ciclismo

Stephen Cummings ganó la séptima etapa del Tour de Francia

El británico venció en la primera fracción en Los Pirineos, en la que el belga Greg Van Avermaet (BMC) finalizó quinto y amplió su ventaja como líder.
8 Jul 2016 – 01:25 PM EDT

El británico Stephen Cummings ganó este viernes la séptima etapa del Tour de Francia, la primera en Los Pirineos, en la que el belga Greg Van Avermaet (BMC) finalizó quinto y amplió su ventaja como líder de la clasificación general.

Cummings se impuso en el descenso, logrando el cuarto triunfo de un miembro del equipo sudafricano Dimension Data, tras los tres de su compatriota Mark Cavendish en las llegadas masivas.

En Lac de Payolle el británico, que se marchó en solitario a 27 kilómetros de la meta, aventajó al sudafricano Daryl Impey (Orica) y al español Daniel Navarro (Cofidis). El italiano Vincenzo Nibali, ganador del Tour en 2014, fue cuarto.

La jornada quedará marcada por un inusual accidente, la caída del arco hinchable que señalaba la entrada en el último kilómetro cuando iba a pasar el grupo de los favoritos a la victoria final.

El gran perjudicado fue el británico Adam Yates, que se cayó. Cuando se levantó tenía sangre en la cara.

"Los tiempos para calcular las distancias han sido tomados a falta de 3 kilómetros", precisó rápidamente la radio del Tour, una información que confirmó el director de carrera Thierry Gouvenou, que habló de "incidente mayor".

En el primer día del tríptico pirenaico, Cummings, que se había hecho olvidar durante la primera semana al acabar siempre al final del pelotón, corrió a la perfección para lograr su segunda victoria de etapa en la Grande Boucle.

El año pasado leyó la batalla entre las dos grandes promesas francesas (Pinot y Bardet) para ganar en Mende.

- NIBALI MUESTRA SU CLASE

Cummings inició el ascenso al Aspin con una ventaja de 30 segundos sobre un pequeño grupo, en el que estaba Nibali, y cinco minutos con el pelotón.

Entre los compañeros del italiano se encontraban especialistas contrarreloj (Kiryienka, Cancellara y Martin) y Van Avermaet, maillot amarillo a la salida de los 162,5 kilómetros de este viernes.

Con su líder entre los escapados, el equipo BMC no tiró del pelotón y dejó la responsabilidad de la caza a los hombres del británico Chris Froome (Sky), ayudados por los compañeros de su gran rival, el colombiano Nairo Quintana (Movistar).

En el Aspin (12 km al 6,5 %), una de las cuatro montañas históricas del Tour en el masivo pirenaico, Nibali subió el ritmo y Van Avermaet se mantuvo firme durante los cuatro primeros kilómetros, los menos empinados, para luego continuar a su propio pedaleo. Finalizó quinto a 3 minutos y 4 segundos del ganador.

Cummings, de 35 años, ganó por cuarta vez esta temporada al más alto nivel. Antes logró una etapa en la Tirreno-Adriático, otra en el País Vasco y una última en el Criterium Dauphiné, una bella colecta en tres carreras del WorldTour.

Entre los hombres importantes del pelotón principal el francés Thibaut Pinot perdió el contacto con sus rivales en las pendientes del Aspin. A la llegada, el corredor del FDJ se dejó dos minutos y medio con sus rivales directos.


RELACIONADOS:Ciclismo

Más contenido de tu interés