null: nullpx
Monterrey

Tuzos ‘de’ Monterrey, Pachuca se coronó por tercera vez en la capital regia

Pachuca ha sido campeón más veces en la capital de Nuevo León que en su propia casa. Lo hizo antes contra Tigres en el Estadio Universitario en el Invierno 2001 y en el Apertura 2003.
30 May 2016 – 1:19 AM EDT

El momento fue tan intenso como el mismo silencio en el Estadio BBVA. Sobre el tiempo, Víctor Guzmán se levantó en el área y remató de cabeza un servicio perfecto de Emmanuel García. Era el minuto 90+3 y Pachuca con ese gol impensable se coronó en la Liga mexicana por sexta ocasión, pero por tercera vez en su historia lo hizo en la ciudad de Monterrey.

Y es que la capital de Nuevo León le sienta bien al conjunto de la Bella Airosa. Ahí al pie del Cerro de la Silla ha alzado el título en más ocasiones que en su propia casa.

Las dos anteriores fueron ante Tigres en el Universitario, en el Invierno 2001 y en el Apertura 2003.

En el Invierno 2001, el juego de ida finalizó 2-0 a favor de Tuzos con goles de Walter Silvani y Sergio Santana. La vuelta se celebró en el Universitario y Jesús Olalde marcó a favor de los universitarios, pero luego -cuando el dominio de los felinos era más inteso- Walter Silvani hizo un gol mítico para las huestes de la Bella Airosa.

Bajó el balón de pecho en el medio campo y desde ahí disparó para vencer al arquero Oscar Dautt.

Literalmente mató a los universitarios que nunca se pudieron reponer en el marcador y perdieron 3-1 en el global.

Para el Apertura 2003, aquello tenía aroma a vendetta. De nueva cuenta, Tigres y Tuzos se enfrentaban en una final bajo las mismas circunstancias. La ida en el Estadio Hidalgo, la vuelta en el Universitario.

En la Bella Airosa, el marcador terminó 3-1 a favor de Pachuca con una gran actuación de Adolfo “Bofo” Bautista. Los tantos locales fueron obra de Hugo Sánchez (autogol), Bautista y Francisco Gabriel de Anda (penal). El único tanto de los Tigres lo marcó Irenio Soares.

Para el duelo definitivo en el cubil tigre, la fórmula fue similar a la de la final previa e incluso a la de la presente final con Monterrey. Los Tuzos aguantaron, esperaron, arriesgaron poco, sobrevivieron y salieron con el trofeo entre los brazos.

Fue un partido muy violento en el que fueron expulsados Antonio Sancho, Eduardo Rergis y Soares por los locales, y Joel Huiqui por el visitante.

Ganaron los de la UAdeNL 1-0 con gol de Andrés Silvera a los 94 minutos, pero Pachuca se impuso 3-2 en el global.

Tuzos se ha convertido en un equipo experto en coronarse fuera de casa. También lo hizo en el Estadio Azul ante Cruz Azul en el Invierno 99 y únicamente ha conseguido el título de local en el Clausura 2006 y en el Clausura 2007, ante San Luis y América respectivamente.

Monterrey es para Pachuca como su segunda casa, se siente tan a gusto ganando lo que juegan sea ante Tigres o sea ante Monterrey.

Pero del otro lado, seguramente -y en eso por fin pueden coincidir las dos aficiones-, ya se les mira como el enemigo público número uno del fútbol regiomontano.

RELACIONADOS:MonterreyPachuca

Más contenido de tu interés