null: nullpx

El desastre de Múnich y el renacer del Manchester United

Este miércoles se cumplen 61 años del accidente aéreo que acabó con la vida de ocho jugadores del Manchester United, en Múnich.
7 Feb 2019 – 7:18 PM EST

Mucho antes de Alex Ferguson y el dominio en la era de la Liga Premier, hubo otro Manchester United exitoso, de una gestión longeva, pero que tuvo que sobreponerse a la peor de sus tragedias.

El 6 de febrero de 1958, el United regresaba de jugar los Cuartos de Final de la aún naciente Copa de Europa ante el Estrella Roja de Yugoslavia. Tras un empate 3-3 y con global de 5-4 a favor, clasificaron a Semifinales, donde tenían programado enfrentarse al Milan.

El traslado incluia una escala en Múnich, entonces Alemania Occidental, para que la aeronave, un Airspeed Ambassador de British European Airways, recargara combustible. En el aeropuerto, la pista estaba helada y había vientos fuertes. El piloto intentó despegar dos veces, pero en el tercero no logró ganar la altura suficiente y se estrelló en terrenos aledaños.

En total, 23 personas fallecieron, incluidos ocho futbolistas del Manchester United, siete de ellos en el lugar y uno más -Duncan Edwards-, 15 días más tarde a causa de sus heridas.

El United de aquella época era un equipo con muchos jugadores jóvenes de inmensa proyección a futuro, por lo que se le conocía como los "Busby Babes", en honor a su técnico, Matt Busby. Habían ganado tres títulos de Liga en un lapso de cinco años -1952, 1956 y 1957- y era cuestión de tiempo para pelear por el máximo título continental.

El desastre de Múnich lo cambió todo. Busby sobrevivió, pero pasó varios meses en recuperación sin poder dirigir. Dos de sus miembros del cuerpo técnico perecieron también, Bert Whalley y Tom Curry, además del secretario del club, Walter Crickmer.

Hubo 21 sobrevivientes, incluidos un joven de 20 años llamado Bobby Charlton y Bill Foulkes, quien en su momento fue el jugador con más partidos jugados para el United. Además, Harry Gregg, quien meses después defendió la portería de Irlanda del Norte en el Mundial de Suecia, salvó a dos mujeres y se le conoce como "El Héroe de Múnich".

Parchado, el United jugó la Semifinal de aquella Copa de Europa. Venció 2-1 al Milan en Old Trafford, pero fue goleado 4-0 en la vuelta en San Siro. Real Madrid se coronó a costa de los rossoneri al vencerlos 3-2 en la Final, celebrada en Bruselas, en tiempo extra.

Busby pasó nueve semanas en el hospital por el accidente de Múnich y su situación llegó a ser tan delicada que dos veces se le aplicó la extremaunción. Mientras tanto, Jimmy Murphy dirigió al equipo y bajo su mando los Red Devils llegaron a la Final de la Copa FA, que perdieron ante el Bolton Wanderers en Wembley, que presenció, ya recuperado, el entrenador.

Para la temporada 1958-59, Busby retomó sus funciones como entrenador. Se perdió también el Mundial de Suecia, en el que entrenaría a la selección de su natal Escocia.

Alrededor de Charlton se reconstruyó el Manchester United a lo largo de una década. En la temporada 1964-65 volvieron a ganar la Liga inglesa y repitieron dos años después.

En la Copa de Europa de 1965-66, se quedaron en Semifinales a costa del Partizan de Yugoslavia. Meses después, Charlton, Nobby Stiles y John Connelly fueron los elementos del United que se coronaron en el Mundial de Inglaterra.

En 1968 finalmente libraron la barrera de las Semifinales en la Copa de Europa. Vencieron 2-1 al Real Madrid en Old Trafford y en el Santiago Bernabéu, perdían 3-1 al medio tiempo, pero con goles de David Sadler y de Foulkes, sobreviviente de Múnich, avanzaron a la Final por global de 5-4.

El título se disputó en Wembley ante el Benfica de Portugal. El partido terminó 1-1 en el tiempo regular, con goles de Charlton, capitán de los 'Red Devils' y Graça, pero en la prórroga hubo solo un equipo en la cancha.

George Best, Brian Kidd y el doblete de Charlton le dieron forma al 4-1 final para el primer título europeo del Manchester United. El capitán, Foulkes y el director técnico eran los únicos sobrevivientes de la tragedia de Múnich que permanecían en el equipo.

Un año después, Matt Busby dejó el cargo tras 24 años en él. Con todo y el accidente del 6 de febrero de 1958, bajo su mando el club ganó cinco títulos de Liga, dos FA Cups y la Copa de Europa de 1968.

En Old Trafford hay un reloj con la fecha y hora del accidente, las 3:04 PM, inmóvil, para recordar el momento en el que el Manchester United renació.

RELACIONADOS:Premier LeagueManchester United

Más contenido de tu interés