null: nullpx
Los Angeles Football Club

LAFC se concentra en obtener el trofeo al Super Líder de MLS y el Botín de Oro para Vela

El reconocimiento como mejor equipo de la temporada regular podría llegar el miércoles por la noche; 'el Bombardero' libra una dura batalla con Zlatan Ibrahimovic por ser el máximo artillero.
24 Sep 2019 – 6:11 PM EDT

Con el fin de la temporada regular a la vuelta de la esquina, las cosas comienzan a asentarse en el campamento de LAFC. Por un lado, el equipo aurinegro está próximo a ganar el Supporters’ Shield, cosa que podría darse este mismo miércoles. Por otro, el capitán Carlos Vela está en el punto álgido en la carrera por la Bota de Oro y el trofeo de Jugador Más Valioso de MLS.

“Carlos es un jugador muy especial para nosotros, y es una persona especial, que por supuesto ha tenido una temporada espectacular y todos queremos que termine esta temporada con récords y trofeos”, dijo el director técnico del cuadro angelino Bob Bradley. “Y seguiremos trabajando para conseguir esos objetivos”.


El ariete mexicano lleva 29 goles en la temporada, dos más que su escolta Zlatan Ibrahimovic del LA Galaxy. Asimismo, está a dos goles de igualar el récord para una temporada que estableció hace un año el venezolano Josef Martínez y que en esta campaña se ubica en tercer puesto con 26 dianas. Sin embargo, una lesión el fin de semana anterior ha dejado fuera de la contienda al jugador del Atlanta United. En las últimas tres jornadas, la pelea por la Bota de Oro será entre ‘Craklitos’ e ‘Ibra’.

“Cada juego intento en pensar en darle una asistencia más para ayudarlo”, dijo el mediocampista Eduard Atuesta. “Es inevitable no querer darle el balón a un gran jugador como lo es Carlos, y la idea es buscarlo de la misma manera para que pueda marcar”.

A pesar de tratarse de una pugna individual, los compañeros respaldan a su líder y se sienten parte fundamental del éxito personal.


“Si Carlos gana eso para nosotros es algo muy bonito, es una alegría”, explicó el jugador colombiano, quien además acotó que varios elementos del equipo son finalistas para reconocimientos de fin de temporada. “Somos una familia, un equipo, y eso nos tiene que alegrar”.

Otra alegría que está muy al alcance de la mano y que solo una catástrofe deportiva podría evitar, es la obtención de la Supporters’ Shield que se otorga al equipo super líder de la temporada.

“Estamos muy emocionados. Hemos hecho muchas cosas buenas, mucho de lo que creemos que es buen fútbol, así que la idea de que podemos ganar nuestro primer trofeo, y saber lo que se siente, y celebrar con nuestros aficionados, es algo sensacional”, dijo Bradley previo al partido del miércoles ante Houston Dynamo.


Un triunfo de LAFC, o una derrota de NYCFC, sería suficiente para que Los Angeles se proclame como el mejor de la campaña. Bradley asegura que la obtención del Supporters’ Shield es el primer objetivo a la vista y que eso no distrae al grupo de la meta final que es ganar la copa MLS.

“Primero lo primero, y eso es ganar la Supporters’ Shield, y como club ese debe ser un gran momento”, estableció el estratega. “Después trataremos de seguir mejorando y usar los partidos como medida. Tendremos tres semanas desde el fin de la temporada hasta el inicio de los playoffs, y a partir de ahí tendremos que asegurarnos de que estamos en la misma página, de estar en nuestro mejor nivel y de que juguemos el futbol que hemos hecho durante todo el año, y ganemos tres juegos seguidos”.

LAFC, que no ha podido encontrarse con el triunfo en los últimos cinco partidos, ha visto como el Supporters’ Shield le coquetea a la distancia, pero no se deja alcanzar. Para Atuesta, la racha sin victorias del equipo no es una situación anormal y espera que la misma acabe ante el Dynamo y a la vez poder hacerse del elusivo trofeo.

“Es el resultado a un largo trabajo no solo de esta temporada, si no de la pasada también. Emociona mucho, es muy especial para nosotros”, declaró Atuesta. “Es normal que no lo hayamos podido ganar en las últimas tres fechas porque el resto de los equipos se están jugando una final en cada partido… porque necesitan sumar puntos que son mucho mas esenciales para ellos que para nosotros”.

Para el timonel, el ganar el trofeo será un momento de reflexión y motivación para todos en el equipo.

“Más que nada lo que quiero es que este grupo sienta como propio lo que tenemos aquí, en este club, y lo que hemos iniciado y lo que hemos podido hacer hasta el momento en menos de dos años, y que tratemos de llegar lo más lejos posible” concluyó Bradley.


Más contenido de tu interés