null: nullpx

El técnico de Colorado siente que su plantel está en desventaja por falta de estrellas

Anthony Hudson encabezó una importante renovación de su equipo, pero los jugadores llegados en 2019 no han logrado hacer salir a los Rapids de las últimas posiciones.
30 Abr 2019 – 3:38 PM EDT

Anthony Hudson llegó con credenciales prometedoras cuando se anunció que se haría cargo de las riendas de Colorado Rapids rumbo a la temporada 2018.

Un técnico joven, a quien le fue otorgada una licencia de entrenador UEFA a una muy corta edad, que hizo una historia importante en la selección de Nueva Zelanda, y que se convertía en el DT más joven en la historia del club de las Montañas Rocosas.

Sin duda, daba para pensar que un proceso bajo su mando merece, por lo menos, de tiempo. Sobre todo considerando que el club que tomaba no suele invertir grandes sumas y, por lo tanto, es preciso recurrir a administrar los limitados recursos de manera muy eficiente y buscar paridad con un sistema de juego bien dominado.

Su primer año, no tuvo resultados positivos. Colorado fue penúltimo de la Conferencia Oeste y antepenúltimo de la tabla general. Sin embargo, el beneficio de la duda persistía, pensando en un 2019 que podía ser diferente.


“Esta pretemporada ha sido muy buena para nosotros”, dijo Hudson a FutbolMLS en febrero. “Había unas áreas que sentíamos que necesitábamos mejorar en el equipo … la temporada pasada necesitábamos jugadores de carácter desesperadamente”.

Por lo que, sin abrir de más la chequera, Colorado – a diferencia de 2018 cuando sus refuerzos fracasaron - hizo adquisiciones inteligentes de jugadores comprobados en la MLS, que han rendido a cabalidad sin tener el gran cartel y que están más que adaptados a las condiciones de la liga.

Un plan que el mismo Hudson palomeó. “Aprendí una gran lección a media campaña el año pasado…hay un riesgo muy alto con jugadores que tardan [en llegar] o no se adaptaran a la liga".

“Sentí que debíamos traer jugadores que conocen la liga, y saben cómo ganar en ella”, confesó Hudson previo a la temporada.


Ese plan ya se había puesto en marcha desde antes que terminara el 2018, con el fichaje de un joven prometedor centrocampista estadounidense, Kellyn Acosta. Y durante la ventana invernal de transferencias los fichajes fueron sólidos y congruentes con las palabras del DT: el defensor Keegan Rosenberry, el volante Benny Feilhaber, y los delanteros Kei Kamara y Diego Rubio.


JUGADORES QUE NO CONFORMAN

Pero el arranque de temporada 2019 ha sido más complicado de lo previsto. Rapids es último general con casi un tercio del largo campeonato de la MLS disputado, y son el único que no ha sumado ni un solo triunfo. El club apenas suma dos unidades.

Los desalentadores resultados hicieron explotar a Hudson tras la derrota del sábado en Atlanta United.

El discurso cambió radicalmente, apuntando a diferentes responsables, y dejando claro que su plantel no está en las mismas condiciones que otros rivales de Conferencia y de la liga en general.

“La realidad es que cada partido que jugamos, los Jugadores Franquicia que juegan al frente, los que cuestan mucho dinero, son los que han marcado la diferencia”, explicó Hudson. “Cada partido que jugamos, la gente piensa que tenemos esa clase de jugadores, y no, [nosotros] no los tenemos.

“Somos potencialmente el único equipo con un solo Jugador Franquicia, que está en el arco (Tim Howard), y no tenemos dos o tres Jugadores Franquicias de tres cuartos de cancha hacia adelante”.


Hudson no se detuvo ahí, e hizo declaraciones que pueden calar muy hondo en el vestidor de los Rapids.

“Estamos luchando en el fondo con un grupo de jugadores de abajo”, señaló el técnico.


OTROS SIN CARTERA ABIERTA: WILMER CABRERA Y MATÍAS ALMEYDA

Seamos justos, y analicemos contrapartes de Colorado en situación similar de recursos en cuanto a abrir la cartera. No comparándolos super potencias con Atlanta, LAFC o Seattle Sounders.

Ahí están los casos de Houston Dynamo y San José Earthquakes.


Wilmer Cabrera tomó un equipo como Houston, en condiciones muy similares a Hudson en Colorado. Pero el colombiano hizo fuerte al Dynamo de local en su primer año y lo llevó a la final de la Conferencia Oeste; en el segundo año no clasificó pero salió campeón de la Copa Abierta de Estados Unidos, y en la actual pelea muy cerca de los de arriba en la tabla.

Quakes apostó por algo similar, con un plantel muy limitado y sin fichar refuerzos importantes, trayendo a Matías Almeyda al banquillo. El argentino ha sufrido una barbaridad, pero se las ha ingeniado para implementar su idea, sacar resultados que dan confianza a futuro, y se le ven mucho más pies y cabeza a su San José con sus 9 partidos totales, que a Colorado a estas alturas el año pasado o en el actual (segundo de Hudson).

INTERROGANTES CON RESPECTO A LOS REFUERZOS

Pasemos al tema de los jugadores. Se suponía que los Kamara, Rubio, Feilhaber, no requerían adaptación y podrían encajar en el sistema del técnico de Colorado. ¿Qué tanto le han rendido esos jugadores ofensivos?

Kei Kamara: Ha marcado dígitos dobles en goles en todos los años desde 2015, cuando volvió a la MLS. Sus marcas más bajas en ese renglón son de 12 tantos en 2016, y 12 en 2017. Tras 9 partidos con Colorado ya tiene 5 firmados a su nombre. Va en ritmo para por lo menos llegar a 15, es decir un promedio de medio gol por encuentro en la temporada.

Diego Rubio: Ha jugado en 7 de los 9 partidos, y solo ha marcado un gol y sin haber registrado ninguna asistencia. El chileno abre espacios, y por esfuerzo no se le puede recriminar. Pero ciertamente sus números están bajos, considerando que la campaña pasada con Sporting KC anotó 8 tantos, y puso 6 pases para gol.


Benny Feilhaber: El centrocampista que puede fungir como 10, o como un 5 creativo, ha jugado 8 partidos con Colorado (7 de titular), habiendo marcado 2 goles y registrado 2 pases para gol. Nada mal, considerando que quitando sus dos años superlativos en Sporting KC (2015, 2016), promedia alrededor de los 6 goles y 6 pases para gol por campaña. Va en camino a superarse en ambos departamentos.


Kellyn Acosta: Ha jugado en 9 partidos, 8 de titular. No ha marcado gol, pero no es un hombre de marcar muchos. Lo máximo que ha llegado a marcar por temporada son 3, así que aún podría alcanzar esa cifra fácilmente. Ha puesto 2 pases para gol, en su mejor año dio 5, cifra que va en camino a superar.


RELACIONADOS:MLSColorado Rapids CF

Más contenido de tu interés