null: nullpx

El LAFC de Carlos Vela fue la víctima más reciente de la maldición del superlíder en MLS

La estadística es abrumadora no solo en contra de los superlíderes, también de los otros líderes de Conferencia. ¿Quiénes son los más beneficiados?
30 Oct 2019 – 2:39 PM EDT

Por supuesto que todos los equipos quieren terminar como superlíder en la MLS. Pero la historia de la última década en la liga norteamericana, nos muestra que quizás no es el mejor de los augurios terminar la temporada regular en la posición de honor si el objetivo final es salir vencedor en los Playoffs y con la MLS Cup en las manos.

¿Existe la maldición del superlíder en la MLS?

La caída del LAFC de Carlos Vela, que fuera superlíder con récord de puntos, en la final de la Conferencia Oeste ante Seattle Sounders, apunta a esa hipótesis.

La tendencia desde la campaña 2011 cuando el formato de Playoffs se extendió, nos dicta que tan solo dos equipos que salieron superlíderes alcanzaron la final de MLS Cup. Y ningún club que haya finalizado como líder de alguna de las dos Conferencias (Este, Oeste) pero que no haya sido el superlíder, ha podido meterse a la gran final.


Es decir, que si tomamos en cuenta desde 2011 a 2019, y le agregamos a la “maldición” a los dos líderes de Conferencia por año (por definición uno de ellos es también el superlíder), han habido 9 superlíderes y otros 9 líderes de conferencia, y de esos 18, solo dos pudieron llegar a lo más alto.

Los dos equipos que son la excepción a la reglar son el LA Galaxy del 2011 y el Toronto FC del 2017. Y en ambos casos, no solo llegaron a la final, también levantaron la copa.

Lo increíble de la estadística, es que en ese lapso, los grandes beneficiados por sobre cualquier otra posición en la que se pueda finalizar y alcanzar boleto a los Playoffs, es ser sublíder de conferencia, o sea, el sembrado #2.


La estadística es abrumadora, ya que 9 equipos sembrados en la segunda posición de su conferencia alcanzaron la final, y podrían ser 10 si Atlanta United vence a Toronto FC. Es más, la final 2019 podrían ser entre los dos sublíderes, ya que Seattle fue segundo del Oeste.

Terminar superlíder, equivalió a lo mismo que haber sido tercero, cuarto o quinto cuando se llegó a los Playoffs. Ya que solos dos representantes de cada uno de esos lugares alcanzó la final (si Toronto FC derrota a Atlanta, serán tres representantes para el puesto #4).

Mientras que finalizar como líder de Conferencia sin ser el superlíder, equivalió a lo mismo que clasificar en sexta o séptima posición. Donde aparentemente, las posibilidades de llegar a la final, se hacen nulas.


Las posiciones en las que finalizaron la temporada regular los clubes de la MLS que han llegado a la final de la MLS Cup desde 2011:

Superlíder: 2 clubes
Líder de Conferencia que no fue superlíder: 0
Segundo lugar de Conferencia: 9
Tercer lugar de Conferencia: 2
Cuarto lugar de Conferencia: 2
Quinto lugar de Conferencia: 2
Sexto lugar de Conferencia: 0
Séptimo lugar de Conferencia: 0

Más contenido de tu interés