null: nullpx

El curioso caso de la supremacía californiana y la nueva marca de los Quakes de Almeyda

Entre Galaxy, LAFC y San José se reparten las “paternidades” en vísperas de que los Earthquakes rompan un largo ayuno sin Playoffs.
28 Ago 2019 – 2:53 PM EDT

Los tres clubes de la MLS que habitan en California marchan con paso firme en la Conferencia Oeste rumbo a los Playoffs. Y se da una particularidad en duelos entre ellos: cada quien tiene de ‘hijo’ a otro californiano, pero a la vez es ‘hijo’ del tercero en cuestión.

En términos más simples, LA Galaxy le tiene tomada la medida al LAFC, mientras que San José Earthquakes es ‘papá’ del Galaxy, pero a su vez los Quakes son ‘hijos’ del LAFC.

LAFC es superlíder con 62 puntos, mientras que los galácticos y los terremotos son cuartos (42 puntos, a uno del sublíder) y sextos (41 puntos, a dos del sublíder), respectivamente. Si aplicara la regla de tres, Quakes sería el amo de California, considerando que LAFC es el más fuerte pero que el Galaxy lo supera en duelos directos, y que San José le pasó por encima al Galaxy…pero es fútbol, y la regla no impera.


Sin embargo, si hay indicios estadísticos de que los dirigidos por Matías Almeyda, aún con un plantel mucho más modesto que el de los cuadros angelinos, tienen argumentos para pensar que están a la altura de sus vecinos al sur.

La temporada de la MLS arrancó en marzo, si solo contáramos de inicio de abril a finales de julio, Earthquakes hubiera sido el superlíder a principios de agosto. Ciertamente, no se puede eliminar el pésimo marzo y el discreto agosto, pero ser durante cuatro meses el equipo que acumula más puntos, no es cualquier cosa. Poniéndolo en contexto, sería casi media temporada en Europa, o un torneo completo en la Liga MX.

Agosto no ha sido el mes de los Quakes, llegando a acumular tres derrotas consecutivas, alejándolo del subliderato que llegaron a ostentar. Pero, lograron recobrarse en su duelo más reciente con un triunfo que de entrada no impresiona mucho, un 3-1 ante Vancouver Whitecaps.


Pero si excavamos un poco nos damos cuenta que lo hizo dominando de una manera abismal, no solo por la posesión, sino por lo que generaron que fue incluso una marca de récord en la MLS. Los integrantes de San José dispararon 43 veces, dejando atrás la marca de 38. Con ello también le dieron la posibilidad al arquero de los Whitecaps, Maxime Crépeau, de romper el record de atajadas en un duelo de la liga norteamericana.

Lo que se podría reclamarle a los pupilos de Almeyda, es la contundencia, pero en generación de llegadas y remates nada que decirles.

Los Quakes de Almeyda están teniendo un temporadon, a la par con los poderosos como LA Galaxy y Seattle Sounders, pero les queda aún cerrar fuerte en la recta final donde todas las estadísticas y récords valdrán de muy poco si no pueden romper el ayuno de siete largos años sin clasificar a los Playoffs.

RELACIONADOS:MLSSan Jose EarthquakesSJ EarthquakesLos Angeles Football ClubLA Galaxy

Más contenido de tu interés