null: nullpx

David Beckham y sus socios aseguran que el proyecto de su equipo en Miami sigue en marcha

El exfutbolista inglés anunció hace casi tres años su deseo de ser propietario de un equipo de la MLS en el sur del estado de Florida.
12 Dic 2016 – 01:00 PM EST
Reacciona
Comparte
David Beckham asegura que sigue comprometido con su proyecto en Miami. Crédito: USA Today Images

Desde hace varios días el ambiente del fútbol en la ciudad de Miami vive en medio de una palpable incertidumbre con respecto al proyecto liderado por David Beckham, que intenta instalar a un equipo de la MLS en el sur del estado de Florida. Pasaron casi tres años desde que el exjugador inglés anunciara su deseo de ser propietario de una franquicia de la máxima categoría de fútbol en Norteamérica. Desde ese momento pocas novedades o anuncios concretos se han producido.

El pasado viernes circuló el rumor en las redes sociales que indicaban que Beckham y sus socios estaban a punto de anunciar que retirarían su proyecto. Por esas horas también se mencionó la posibilidad de que el grupo inversor llevaran su emprendimiento a la ciudad de Las Vegas, otra posible plaza de expansión para la MLS.

En todo este tiempo el proyecto cambió en cuatro oportunidades la posible ubicación de su estadio. Hace un año Becks y sus asociados hicieron saber que habían conseguido un lugar en el barrio de Overtown donde -en teoría- se construirá la infraestructura. En este momento, de acuerdo con la información que trasciende, el británico está a la búsqueda de nuevos inversores que ayuden a financiar la obra.

"Nuestros socios están 100 por ciento comprometidos con Miami, y seguiremos trabajando [con el comisionado de la MLS, Don Garber] y la liga mientras preparamos el lanzamiento de nuestro club de fútbol de clase mundial", señaló Miami Beckham United -como es conocido el grupo empresarial- a Miami New Times. "Estamos progresando, y agradecemos el fuerte respaldo de nuestros aficionados mientras nuestro lanzamiento se aproxima".

Lejos de los comunicados oficiales, la realidad parece ser menos optimista. Horas antes de la final de la MLS el comisionado Garber comentó que dio a Beckham y sus socios un plazo perentorio para completar los acuerdos necesarios y presentar a su equipo. La máxima autoridad de la liga se refirió al proyecto en Miami como "el equipo 24", dentro de un proceso de expansión del que también son parte Atlanta United y Minnesota United (que entrarán en competición en 2017) y que también cuenta con Los Angeles FC, club que debería incorporarse a la competición en 2018.

Hasta el momento Beckham ha encontrado grandes trabas y dificultades de parte de la administración comunal y del condado de Miami-Dade. Para iniciar las obras en Overtown la empresa necesita la cesión de algunas porciones de terreno de propiedad pública, una cuestión que todavía no ha podido resolver. El último gran estadio levantado en Miami es el Marlins Park (de los Miami Marlins de la MLB), una infraestructura que terminó costando una gran cantidad de dinero a los contribuyentes de la ciudad. Por este motivo, entre otros, David Beckham y sus socios prometieron que su casa sería financiada íntegramente con fondos privados.

La MLS vive su mejor momento deportivo y empresarial. Muchas ciudades -algunas de las más recientes en manifestar su intención fueron Cincinnati, St. Petersburg o Detroit- quieren contar a futuro con equipos en la liga. Si Miami Beckham United no consigue resolver la situación de estancamiento que vive actualmente su lugar podría ser ocupado por otro postulante.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MLS

Más contenido de tu interés