null: nullpx

Cinco razones por las que el técnico Arsène Wenger es un mito del Arsenal FC

El fútbol inglés cambió de manera profunda a partir de la llegada del técnico francés en 1996.
28 Jul 2016 – 02:32 PM EDT

El título de la Premier League se le resiste desde la temporada 2003-04. Pero esos 12 años de distancia no hacen mella en el historial y en la figura de Arsène Wenger, el técnico que esta noche (a partir de las 7:30 PM ET, UniMás) dirigirá al Arsenal FC frente al equipo de las Estrellas de la MLS, en el Avaya Stadium de la ciudad californiana de San José.

El entrenador francés es dueño de récords memorables junto al club londinense, con el que ganó tres títulos de liga, seis FA Cups y seis FA Community Shields. Además, Wenger consiguió clasificar al Arsenal a la Liga de Campeones de la UEFA por 18 temporadas consecutivas, algo nunca antes logrado por un club inglés.


Pero esos recuentos y esa constancia no hacen justicia con el valor de un técnico que cambió de manera definitiva el juego y la cultura de su equipo, de Inglaterra y, en gran medida, del fútbol internacional. La figura del estratega trasciende a lo conseguido en el banquillo de los ‘gunners’ para convertirse en un revolucionario del deporte.

Estos son los cinco factores que hacen de Arsène Wenger un verdadero mito para el Arsenal y el fútbol de Inglaterra:

5.) Cambió los hábitos cotidianos del Arsenal y del fútbol inglés

Al llegar al Arsenal en 1996 Arsène Wenger era un perfecto desconocido en el fútbol inglés. El francés puso pie en Londres luego de trabajar durante dos temporadas en la primera división japonesa. Lo primero que hizo “El Profesor” fue dejar de lado los largos entrenamientos de alto contenido físico por sesiones más breves, en las que siempre se trabaja con el balón. Su experiencia en Asia, además, le sirvió para modificar los hábitos alimentarios de sus jugadores. Suprimió el azúcar y las carnes rojas y los sustituyó por una dieta balanceada. El método de entrenamiento y el régimen de alimentación impuestos por Wenger hoy son la norma en prácticamente todos los estratos del fútbol inglés.

4.) Impulsó una mutación estética y efectiva en el fútbol

El Arsenal de Wenger fue responsable de algunos de los mejores momentos de fútbol de las últimas dos décadas, no solamente en Inglaterra sino en Europa. El equipo campeón de la temporada 2003-04 fue un ejemplo de contundencia y belleza, con control, velocidad y precisión. Antes de la llegada del técnico el equipo del norte de Londres era conocido como ‘Boring Boring Arsenal’ (algo así como ‘el muy aburrido Arsenal’). Hoy el conjunto de la camiseta carmesí es reconocido a nivel mundial como referente y exponente habitual de buen fútbol. Una belleza enormemente efectiva; el equipo de la temporada 2003-04 no perdió un solo partido de la Premier League y llegó a acumular un récord de 49 partidos consecutivos sin derrotas. La mayor racha positiva en la historia de la primera división inglesa.


3.) Abrió la Premier League para jugadores y técnicos extranjeros

El primer equipo titular del Arsenal bajo el comando de Wenger contenía a 10 jugadores británicos y a un jovencísimo Patrick Vieira, que jugaba apenas su tercer partido de liga con el club. En 2005 el entrenador alsaciano se convirtió el primero en la historia de la primera división inglesa en alinear un equipo completamente integrado por extranjeros, con futbolistas de Francia, España, Holanda, Alemania, Costa de Marfil, Camerún, Brasil y Suiza. La política de Wenger de contratar talento independientemente del país de origen de sus futbolistas fue un cambio cultural y económico profundo para el fútbol inglés.

El éxito de Wenger -fue el primer entrenador extranjero en ganar una Premier League, en 1998- fue el elemento propicio para que, más adelante, otros no británicos tomasen la conducción de otros clubes y consiguieran ser relevantes. Ejemplos claros de esa situación son -por ejemplo- los casos de José Mourinho en Chelsea, Rafael Benítez en Liverpool o Claudio Ranieri en Leicester.

2.) Dio prioridad a la juventud y demostró ser un excelente descubridor de figuras

Primero, Wenger descubrió a la Premier League el valor de los futbolistas extranjeros. Luego -cuando el presupuesto del Arsenal estaba severamente comprometido por la construcción del Emirates Stadium- salió fuera de Inglaterra para buscar talento joven en países como Francia, Polonia y España. Una jugada que nuevamente brindó excelentes resultados para los ‘gunners’, que años atrás pudieron disfrutar de la calidad de elementos como Cesc Fàbregas y más recientemente de futbolistas como Jack Wilshere, Aaron Ramsey, Wojciech Szczesny, Kieran Gibbs o Theo Walcott. Arsène Wenger ha sido un entrenador extremadamente rentable y que ha hecho ganar mucho dinero a su equipo. El caso más notable es el del delantero Nicolas Anelka, que fue vendido al Real Madrid por cerca de 30 millones de dólares, casi 100 veces más que lo que el Arsenal había abonado en su momento por el atacante al Paris Saint-Germain.


1.) Thierry Henry

Sin lugar a dudas, el el mayor acierto de toda la carrera de Wenger como entrenador. Henry -por muchos considerado como el mejor jugador en la historia de la Premier League- comenzó su vínculo con el técnico siendo muy joven, cuando ambos trabajaban para el Mónaco. A su llegada al Arsenal la carrera del 14 cambió para siempre. Dejó de ser un extremo para -a instancias del entrenador- pasar a ser un delantero centro. El resto es historia conocida. Entre 1999 y 2007 Wenger y Henry formaron uno de los vínculos más exitosos a nivel mundial en la no siempre saludable relación entre el entrenador y la figura más destacada de un equipo.


RELACIONADOS:MLSMLS All-Star GameSeason 2016/2017Arsenal

Más contenido de tu interés