null: nullpx

Chris Armas, el técnico que estaba preparado para hacer de Red Bulls un equipo de récord

El entrenador neoyorquino tomó el mando del equipo a mitad de temporada y lo llevó a sumar 71 puntos en la temporada regular. Hoy RBNY lucha por volver a estar en la final de la MLS.
23 Nov 2018 – 03:18 PM EST
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

New York Red Bulls se acerca a un momento cúlmine, que solo vivió en una ocasión en 23 años de historia: la posibilidad de disputar una final de la Major League Soccer, en búsqueda de la MLS Cup. La de 2018 ha sido una temporada especial para el conjunto taurino, no solo por el fútbol que ha producido, sino también por el cambio de entrenador que el equipo ha sufrido a mitad de la temporada.

Hasta el verano, RBNY estaba en control de Jesse Marsch, el técnico que revolucionó la filosofía de juego de la escuadra del estado de Nueva Jersey. Desde la salida del visceral estratega hacia el fútbol alemán, el plantel quedó en manos de Chris Armas, ayudante de Marsch desde 2015 en adelante.

En contra de lo que muchos pudieron pensar en ese momento, Armas -de 46 años- condujo a los Red Bulls de manera serena, sin sobresaltos, para redondear una temporada histórica, en la que se sumaron 71 puntos y rompieron la marca de la liga norteamericana en esa materia.

Llega la hora de la verdad para el equipo y su cuerpo técnico. En el partido de ida de la Serie Final de la Conferencia Este, Red Bulls fue superado por 3-0 por un implacable Atlanta United. El jueves (7:30 pm ET, FOX Deportes), la escuadra de Nueva Jersey tendrá que darlo todo para buscar la hazaña.

"La preparación es la misma que hemos tenido a lo largo del año", expresó Armas horas atrás. "Cada uno de los últimos 10 partidos de la temporada regular se sintieron como si fueran de Playoffs, partidos en lo que no podíamos fallar. Y se siente igual ahora. Nos hemos estado preparando para esto durante meses. Tuvimos la mentalidad de ir partido a partido".

"Soy de aquí. Nací en el Bronx, me crié en Long Island. Cuando finalicé la universidad quería ser elegido por los MetroStars (el primer nombre que usó el equipo que hoy conocemos como N.Y. Red Bulls), pero en ese momento no funcionó", comentó Armas. "Finalmente me eligió LA Galaxy, pero siempre pensé que algún día podría entrenar al equipo de mi lugar. Y aquí estamos. En más de un sentido es un sueño hecho realidad, estoy muy orgulloso".

"A mitad de temporada hubo un período de ajuste para mí", reconoció el entrenador cuando se le preguntó por la salida del anterior entrenador. "Este es mi primer trabajo como técnico principal, soy una persona relativamente joven, pero he estado en esto durante mucho tiempo, me he preparado para esto durante mucho tiempo", comentó.

"Aquí ya existían relaciones establecidas, confianza, y cimientos, pero yo era una voz secundaria… Quizás un buen entrenador asistente. Pese a que quise que las cosas fueran de la manera más relajada posible, aún así habían muchas cosas por hacer", rememora aliviado.

"Tomé una máquina bien aceitada", completó. "El equipo estaba actuando bien, obteniendo victorias, nuestro lugar en la clasificación era alto. El grupo tenía confianza, había un entendimiento táctico de las cosas. Yo estaba ahí, así que vi qué pasaba. Yo era parte de las cosas y era una de las piezas que ayudaron a que todo eso cobrara vida".

"Cuando asumes un rol como este, tienes que rápidamente tener la medida de todo, y eso es lo que más me impresionó de Jess [Marsch]", comentó Armas. "Era como si 100 cosas estuvieran dando vueltas y él podía manejarlo todo con una sonrisa en su cara. Estuve ahí con él todo el tiempo, así que ahora se trata de seguir y demostrar que puedo ser un líder. Esa es la clave: demostrar que ahora soy quien está a cargo".

"Ha hecho un trabajo fantástico, no estoy sorprendido", opinó desde Alemania Jesse Marsch, en diálogo con MLSsoccer.com. "Todos sabíamos cuan bueno es Chris. Durante años ya había sido parte importante de lo que estábamos haciendo. Así que dependió de él cambiar el papel de ser el segundo a cargo para pasar a ser la voz líder. Creo que lo ha hecho realmente bien. He mirado muchas de sus conferencias de prensa; es el mismo tipo que conozco y aprecio, el tipo que sabía que estaría listo para hacerse cargo", resaltó el actual técnico asistente de RB Leipzig en la Budesliga.

"Ha sido una temporada increíble", reflexionó Armas. "Pero tenemos ya 23 años y está esa copa que queremos tanto [la MLS Cup]. En algún momento lo haremos. Corresponde a otros hablar del récord de puntos, del total de victorias en casa o del total de triunfos. Es fantástico para nuestros jugadores y nuestra organización poder ser parte de eso y ver a nuestros muchachos celebrando el Supporters' Shield en nuestra cancha, frente a nuestra afición. Pero estamos muy enfocados en el premio mayor".

Marsch no deja de elogiar el trabajo de su exayudante y ahora sucesor. "Ha llevado al equipo a ser el mejor en la historia de la liga. Estoy muy orgulloso de los muchachos. muy orgulloso del club y del trabajo que muchos han hecho".

Los méritos de New York Red Bulls son evidentes, pero Armas no pierde de vista a su rival más inmediato. "Que Atlanta sea considerado como el equipo inferior es ridículo para mí", señaló el neoyorquino. "Nadie habla de los Red Bulls, nadie habló de los puntos, algo que otros seguramente hubiesen comentado. Tampoco hablaron mucho del Supporters' Shield, de la marca de 71 puntos, de terminar la campaña con cinco victorias. No se habló. Y ahora, de repente, somos los favoritos. Es un poco confuso".

"Pero, para ser honesto, realmente no importa quién sea el favorito", insistió el entrenador de RBNY. "Como en cualquier deporte. El silbato suena, comienza una serie de dos partidos para demostrar de qué estamos hechos".

Tras la decepción de la primera Final del Este, New York Red Bulls busca rehacerse -como hizo a mitad de temporada y tantas otras veces en su historia- y cumplir con el mandato que lo empuja a buscar su primera MLS Cup.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MLSNew York Red Bulls

Más contenido de tu interés