null: nullpx
Los Angeles Football Club

"Carlos Vela es un interrogante para el partido en Orlando", aseguró Bob Bradley

El mexicano no ha entrenado esta semana junto a sus compañeros en LAFC y podría perderse su segundo partido consecutivo por lesión. El equipo angelino podría amarrar el sábado el primer puesto en el Oeste.
5 Sep 2019 – 5:46 PM EDT

Con mucha cautela y bajo exhaustiva supervisión se recupera Carlos Vela, trabajando por separado de sus compañeros, sabiendo que debe estar al cien por ciento en la parte más importante de la temporada.

“En este punto de la temporada tenemos que ser muy inteligentes. No queremos ser impacientes y empujarlo antes de que esté listo”, dijo Bob Bradley, director técnico de LAFC.


La lesión de Vela en los isquiotibiales de la pierna derecha se dio en el segundo tiempo del derbi angelino entre LAFC y LA Galaxy. Vela fue sustituido al minuto 60 de ese encuentro y después estuvo fuera de la lista de convocados para el partido del domingo pasado ante Minnesota United. De no jugar este sábado ante Orlando City sería el segundo partido consecutivo que se pierde por esta lesión.

“Carlos sigue mejorando. Ha estado trabajando adentro (en el gimnasio) y en la cancha con los fisioterapeutas, pero no ha estado con nosotros en el entrenamiento regular”, reveló Bradley.


“Es un interrogante para este partido, pero creo que ya estará de regreso en los entrenamientos regulares la próxima semana, así que cuando eso suceda ya lo veremos en el campo”.

La ausencia del goleador del torneo y candidato al ‘Jugador Más Valioso’ de la temporada, fue notable en la derrota que sufrió el equipo ante Minnesota en casa propia. Y sus compañeros también sienten la falta de su capitán en el día a día.


“(Lo que más se extraña) para mí puede ser la presencia dentro del campo. El hace cosas que nadie puede hacer, crea jugadas que nadie puede hacer”, dijo el delantero Josh Pérez. “Su presencia en el campo es muy diferente pero tenemos que seguir dando el cien por ciento con él o sin él”.


El timonel ha dicho que la lesión no es muy grave, pero que no hay necesidad de arriesgar demás a un jugador que es vital en las aspiraciones del equipo.

“Si fuera la final este fin de semana, te garantizo que Carlos estaría en la cancha. Es difícil mantenerlo fuera de la cancha incluso cuando no es la final”, expresó Bradley. “Por eso tenemos gente como (el director de rendimiento físico) Gavin (Benjafield) para que monitoree la toma de decisiones, y se está haciendo buen progreso”.

Con la incertidumbre de cuando volverá el 10 del equipo a la cancha, aunado a las siete ausencias que tiene el cuadro angelino por los jugadores que han sido convocados a sus respectivas selecciones nacionales, los dirigidos por Bradley viajarán a Orlando para intentar asegurar de una vez por todas el primer lugar de la Conferencia Oeste.


“Esta semana ha sido inusual debido al número de jugadores que están fuera, pero los que si están aquí han hecho un buen trabajo y vamos a Orlando con buena mentalidad”, dijo Bradley. “Es importante terminar la temporada con fuerza y ganar el mayor número de partidos posibles. Eso incluye asegurar el primer lugar de la conferencia y asegurar el ‘Supporters Shield’".

Con 62 puntos obtenidos y una ventaja de 16 sobre el segundo lugar de la conferencia Seattle Sounders, solo una catástrofe impediría que LAFC no amarre el primer lugar. Con el nuevo formato de Playoffs, en donde los cruces se juegan a un solo partido, el equipo que ocupa el primer lugar descansa en la primera ronda de la liguilla y asegura la localía en toda la postemporada.


“Todo el staff y los jugadores estamos esperando ese momento en que ya aseguremos el primer puesto”, declaró Josh Pérez. “Pero no somos un equipo que pensamos que si llegamos ahí, ya paramos. Seguimos luchando para otros trofeos y seguir ganando y hacer nuestro futbol”.

Con 18 puntos posibles sobre la mesa, LAFC aun tiene en la mira el récord histórico de la MLS para una temporada, de 71 puntos. Es una marca que sigue presente en los pensamientos de varios elementos.

“Es importante no solo para nosotros, para la ciudad también, y para la historia del equipo”, remató Pérez.


Más contenido de tu interés