null: nullpx

Carlos Vela celebra un récord individual y colectivo difícil de repetir en MLS

Por la jerarquía propia y de sus rivales más cercanos, y por haber liderado un proyecto que apunta a logros muy grandes, el 2019 del 'Bombardero' quedará en los registros de MLS como un año histórico.
4 Nov 2019 – 05:19 PM EST

Carlos Vela pudo con todo, contra todos. Por eso hoy es el Jugador Más Valioso de la temporada 2019.

La barrera de los 27 goles en una temporada regular de MLS fue infranqueable durante años y años. En diferentes cursos Roy Lassiter, Chris Wondolowski y Bradley Wright-Phillips dejaron su nombre en la historia de la liga norteamericana al alcanzar esa cifra, que parecía mágica.

El año pasado Josef Martínez forzó la lógica y cerró su año con 31 tantos en la temporada regular. El venezolano torció una realidad impuesta, y llevó la barrera mucho más lejos. A territorio inhóspito, sin explorar.

En 2019 'el Bombardero' mexicano dio por tierra con todo. Incluso con la marca de Josef. En Decision Day el 10 de LAFC puso su firma al nuevo récord de 34 goles.


Ya nada será igual quizás. Y tal vez muchas temporadas transcurran antes de que alguien se arrime a las cifras extraordinarias de hombre del que habla todo el mundo en la liga.

Pero la solidez del trabajo de Vela es todavía más apabullante, más profunda que el hecho de haber establecido una nueva marca goleadora. Porque estamos frente a un futbolista total, con una efectividad tan alta que todo lo que le rodea o intenta acercarse a su figura roza los límites del ridículo. Por eso nadie hoy habla de la descomunal campaña de Zlatan Ibrahimovic (némesis de CV10 en LA Galaxy). Lo del nacido en Cancún es tan fuerte que pocos hoy hablan y dimensionan los 30 tantos del sueco este año. ¿Injusto? Probablemente sí, pero es lo que un personaje fundacional como lo es Carlos Vela genera al trascender en MLS.

Lo reconoció él mismo al aceptar el premio como MVP. El 10 es la cara de LAFC. Y está en el tren que lo conduce (si es que todavía no ha llegado) a ser el rostro indiscutible de Major League Soccer por al menos un par de años más. De cara al gran público, Vela ha fundado el sello que por mucho tiempo distinguirá a Los Angeles Football Club. Fútbol dinámico, de vértigo, jugado por intérpretes de alta calidad. La temporada del atacante y sus compañeros de equipo en la casa negro y oro entró de manera directa entre las 4 o 5 mejores cosas que pasaron en MLS en sus casi 25 años de historia. Así de sencillo, así de difícil de rebatir.


Y esto -como nunca antes- ha pasado frente a los ojos de todo el mundo. Vela descubrió que puede ser líder, aprendió a sobrellevar el hecho de que toda una liga esté detrás de él mediáticamente hablando. Y todo -como quien no quiere la cosa- fijando nuevos récords, dibujando nuevas fronteras y trascendiendo las que ya están establecidas. ¿Es Carlos a esta altura del partido el mejor ejemplo de talento individual en Concacaf a nivel de clubes, teniendo en cuenta lo mucho y bueno que hay en la Liga MX? Quizás la única respuesta que quepa frente a esa pregunta sea un rotundo 'sí'.

El trabajo del personaje que nos ocupa escapa de tablas y estadísticas. Ha sido absolutamente dominante. Y ha llevado las cosas a un punto en el que resulta muy complicado saber si sus récords conseguirán perdurar en el tiempo o serán destruidos por él o por alguien como él.

Presten atención: 34 goles en 31 partidos de temporada regular; 1,10 tantos por encuentro; 49 goles y asistencias combinadas; 72 puntos entre marzo y finales de septiembre (récord histórico para una temporada regular en MLS, y el primer Supporters' Shield en las vitrinas del club); +48 como diferencial de goles, 85 tantos en el curso regular. Esos son los 'grandes éxitos' de LAFC en su segundo año de competición.


Viendo lo ocurrido en el fútbol norteamericano en los últimos dos años no sería recomendable que alguien se atreviera a vaticinar que estas cifras de ciencia ficción no van a reiterarse pronto. Pero sí vale reconocer que es muy difícil que eso ocurra.

Carlos Vela ha sido el catalizador perfecto de todo lo bueno que ha ocurrido en el campamento de LAFC en 2019. Ha jugado mejor que nadie, ha marcado una cantidad de goles fuera de toda previsión, ha asistido como los mejores especialistas que tiene la liga, y ha impulsado a Los Angeles Football Club dentro de confines desconocidos.

Con altibajos y contratiempos, el club cierra el año con la desazón grande de no haber llegado a la final por la MLS Cup, pero lleno de orgullo por haberse matriculado de 'equipo grande', candidato al título. Con el mejor jugador de la liga y el entrenador del año en sus filas, tarde o temprano la hora de la alegría mayúscula parece destinada a llegar a la puerta de LAFC. La temporada casi perfecta (y en muchos aspectos, irrepetible) que el equipo acaba de concluir es la mejor carta de presentación para el que -hasta que se demuestre lo contrario- es el equipo de Carlos Vela.


RELACIONADOS:MLSLos Angeles Football Club

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.