null: nullpx
Mexicanos en el Exterior

Finlandia: trampolín para Marco Bueno, aunque usted no lo crea

Encabezados por el mítico Litmanen, los fineses que pegaron el salto a Holanda o la Bundesliga lo hicieron gracias al HJK Helsinki.
28 Mar 2019 – 10:38 PM EDT

Son menos de 300 los kilómetros que separan a la capital de Finlandia, Helsinki, de San Petersburgo en Rusia y por ello el acaudalado Zenit enfrentó en amistoso al HJK Helsinki del mexicano Marco Bueno.

Él hizo el gol de la victoria de la escuadra más ganadora del fútbol finés, misma por la que pasaron sus dos más grandes talentos: el legendario Jari Litmanen, quien brilló con el Ajax de los años noventa en la UEFA Champions League y el talentoso Roman Eremenko, una perla escondida de la Premier League rusa.

Quizá valga la pena explicar por qué Finlandia no existe en el mapa futbolístico mundial. El fútbol se profesionalizó en 1907, cuando el país pertenecía al Imperio Ruso y, al quedar en la órbita rusa, el hockey sobre hielo ganó popularidad sobre el balompié.

De modo que el HJK, como el club más popular de Finlandia entre la población de lengua finesa, más preocupada por el hockey, adoleció de un rival en cuanto a popularidad: los otros clubes de fútbol del Helsinki pertenecían a las minorías de habla sueca (el finés no es una lengua escandinava, sino una más similar al húngaro).

Así es que el HJK es un pez demasiado grande para una pecera demasiado chica.

Los últimos dos delanteros con cierto nombre salidos del HJK para la Bundesliga son Teemu Pukki, de paso por el Schalke 04, y Joel Pohjanpalo, quien milita en el Bayer Leverkusen. De hecho este último tuvo buenos números goleadores en el 2016 siendo competencia directa de Javier Hernández.

Con 24 años, Bueno está ante uno de los últimos trenes de su carrera en ligas de primera división. Metió cuatro goles en 16 partidos con el Everton de Viña del Mar... e intentar volver a la Liga MX significaría más bien retornar al Ascenso MX.

Pachuca fue el único club en el cual logró disputar 20 partidos oficiales y de ahí inició un andar de préstamos hasta conseguir su carta de libertad y usarla para llegar a Finlandia.

Jugando en el HJK, será visto por agentes alemanes u holandeses buscando gangas. Perteneciendo al HJK, su pase tendrá una cotización inferior a la que tendría perteneciendo a Tuzos. Pegar un salto a las grandes ligas europeas no parece descabellado. Todo depende de él.

RELACIONADOS:Mexicanos en el Exterior

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.