null: nullpx
América

El La Volpe menos La Volpe renace de sus cenizas con América

La propuesta cambió pero los resultados mejoraron; poco a poco la sombra de Miguel Herrera se va borrando del imaginario americanista.
18 Abr 2017 – 03:16 PM EDT
Reacciona
Comparte

Nunca hubo un consenso generalizado que aplaudiera su llegada al Nido; un cartucho quemado que vivía del recuerdo era el pensamiento que embargaba a los aficionados del América cuando se anunciaba la llegada de Ricardo La Volpe.

La realidad es que los números del argentino respaldaban ese pensamiento: La Volpe vivía de la Copa Confederaciones de Alemania durante 2005, específicamente del juego ante Argentina; luego, tras el Mundial de 2006, el Bigotón fue de tropiezo en tropiezo, de lo gris a lo negro hasta llegar a la intrascendencia total.

Llegar a Chivas prometió ser el impulso que la carrera de La Volpe necesitaba, pero después pasó la historia que todos conocíamos. Fue en Chiapas donde Ricardo Antonio, más allá de brillar, se estableció y se acomodó en un club que tiene poca exigencia; más allá de brillar, el argentino tuvo resultados decentes.

Así, con 10 años en la opacidad total, a La Volpe le abrieron las puertas al cielo con una extraña contratación para salvar el centenario de las Águilas del América.

El cuadro de América apostó por ganar con una propuesta ofensiva, la premisa del Lavolpismo que contrastaba con lo que Ignacio Ambriz le daba en ese momento a las Águilas.

Pero ese Lavolpismo no ha existido en el América. El Ricardo Antonio menos Ricardo Antonio de su vida convertía a las Águilas en un equipo equilibrado que defendía mejor de lo que atacaba. El resultado: el equipo azulcrema ganaba, pero no gustaba, y eso con una persona no muy amada por la afición y la prensa, pesaba demasiado sobre el argentino.

Luego de la fecha 7 en el presente Clausura 2017, en el imaginario colectivo de la afición ya no existía mayor recuerdo que con La Volpe el América rescató su centenario y a punto estuvo de coronarlo con un título; en la mente del hincha y en la pluma del periodista retumbaba el recuerdo de Miguel Herrera para llegar rápido y sin escalas al Nido.

Tras esa jornada cabalística en la que América perdió el Clásico con Chivas, La Volpe tenía sentencia: al argentino lo iban a echar pasara lo que pasara, no antes del fin del torneo porque supuestamente no había dinero, pero al final, el despido iba a llegar para Miguel Herrera volviera a las Águilas.

Cargando Video...
Mario Arteaga confirmó que la Sub 17 convocó a Lainez, pero que la prioridad es la Primera

América no volvió a perder. De hecho, siete partidos después, el saldo es de cinco victorias y dos empates pata que las Águilas hoy estén calificadas y a un pasito del liderato general.

Eso sí, con La Volpe las formas siempre importan. El espectáculo, como bien lo dijo el argentino, sigue siendo un punto pendiente para él; este América no emociona, pero funciona y gana. Este América gana con la fortaleza de su defensa y de su arquero.

Son nueve goles anotados por solo tres recibidos. Hasta el momento, no solo está invicto en el Estadio Azteca, sino que además su valla está invicta.

No es el La Volpe de siempre, es el La Volpe renovado que renace de sus cenizas. Un ave fénix que muestra una faz diferente a la reconocida con una propuesta muy diferente a la que nos acostumbra.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:América

Más contenido de tu interés