null: nullpx
América

América venció 2-0 a Necaxa y viaja a Japón clasificado a la final

Con goles de William y Oribe, las Águilas se impusieron a los Rayos en el duelo de vuelta de las semifinales del Apertura 2016.
4 Dic 2016 – 11:00 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

América se lo tomó con calma, como un viejo ermitaño recorre un camino empinado, y con goles de William y Oribe Peralta venció 2-0 a Necaxa y se medirá a Tigres en la final del Apertura 2016.

Para completar el numerito, la serie definitiva se recorrerá para que las Águilas viajen a Japón a participar en el Mundial de Clubes.

Y es que las Águilas dejaron pasar el tiempo en el juego en el Azteca y cazaron a unos entusiastas Rayos sobre los minutos finales.

En el Coloso de Santa Úrsula, durante el primer tiempo, la tensión era la de un partido de Liguilla, pero no la intensidad ni el ritmo. Todo porque las Águilas así lo decidieron, midieron sus chances y su peso específico de manera magistral.

América parecía que perdía el factor psicológico de un estadio lleno a su favor en los primeros minutos. En lugar de apabullar y hacer pesar su mejor arma, se llevó ese lapso con una calma pasmosa y dejó a Necaxa tomar el balón, y confianza al mismo tiempo.

Rayos no tuvo asomó de empachó ni de dudas, siempre confió en sus posibilidades. Desplegó dos jugadores bien abiertos en las bandas por el centro fue Edson Puch y esperó la suya, que nunca llegó, a la ofensiva.

América sin llegadas importantes se obstruyó a sí mismo en ese lapso. Silvio Romero y Darwin Quintero con Oribe Peralta retrasado parecieron estorbarse por momentos y apenas tuvo penetración por las bandas con Ibarra y el propio Oribe.

El partido fue tan intrascendente en el primer lapso, que solo a los 31 minutos se hizo el primer tiro al arco y no fue del local.

Gallegos casi sorprendió a Muñoz con un disparo de media distancia y el arquero americanista mandó a tiro de esquina. Ahí mismo, Necaxa puso un cabezazo de Jairo González al poste.

América, contrario a lo que se pudiera pensar, no respondió y se fue en blanco -ni una llegada ni un peligro enseñó- sobre el arco de Marcelo Barovero en los primeros 45 minutos.

La diferencia llegó con la segunda mitad. Necaxa entendiendo su posición y su necesidad de goles, se fue al frente y probó un par de veces más a Muñoz.

Pero el ingreso de Michael Arroyo y el reacomodo de Ricardo La Volpe al frente, así como la paciencia, cobraron factura.

Oribe pasó a jugar de nueve y las cosas cambiaron. La penetración y la profundidad del equipo se hizo potente y vertical.

A los 75 minutos, Ibarra armó una jugada con Oribe que finalmente William anotó y a los 84', el propio Oribe cerró la cuenta con un 2-0 incuestionable.

América aún tiene opción de coronar su centenario con algún título. Tiene dos posibilidades: la final del Apertura 2016 y el Mundial de Clubes.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:AméricaNecaxa

Más contenido de tu interés