null: nullpx

Alta Presión | Hernán Cristante y el sorprendente Diablo

Toluca ha vencido a los dos mejores equipos del torneo y su futbol ha venido de menos a más. Mientras que en Europa un egipcio se viste de Messi.
Opinión
Paco Villa es narrador y analista en Univision Deportes
2018-03-19T10:28:01-04:00
Reacciona
Comparte
Default image alt
Action Photo during the match America vs Toluca corresponding to the 12 week of Liga Bancomer BBVA Closing Tournament 2018 at Azteca Stadium. Foto de accion durante el partido America vs Toluca correspondiente a la jornada 12 de la Liga Bancomer BBVA Torneo Clausura 2018 en el Estadio azteca. En la Foto: Miguel Herrera y Hernan Cristante. 17/03/18/MEXSPORT/Victor Leon Crédito: Mexsport


Pocos apostaron por el éxito del Toluca, cuyo vestuario olía más a pólvora que a victoria. Rubens, Uribe, Reyna, Quiñones y Barrientos, aunque de calidad probada, traían la etiqueta del conflicto, y su técnico, sin la trayectoria necesaria para controlarlos, parecía que perdería la batalla.

Inició el torneo, y con él, las dudas. Empate frente a Chivas y derrota en León. Luego, victoria contra el Atlas (aunque quién no vence a los Zorros), y sendos empates contra Cruz Azul y Necaxa. Ahí era el equipo más indisciplinado del torneo, su técnico tiraba bolas de fuego en las conferencias sobre el arbitraje y no había consistencia.

Ahora, solo tras un traspié más, contra Puebla, que además jugó muy bien ese partido, acumula cinco victorias consecutivas, y dos de ellas, frente a Santos y América, los dos equipos que han sido líderes del certamen.

Habrá que darle la justa responsabilidad a Hernán Cristante: encarriló al equipo, comulgó objetivos, y por si eso no fuera suficiente, tomó del cuello a grandes rivales, tanto dentro del campo, como fuera del mismo.

Euforia en el Azul

Cuando el final se escribe al revés, cuando se cambia el script a favor de tu equipo, el júbilo se desborda. Eso le sucedió a la afición cruzazulina en el agónico empate frente a Pumas.

Traían la nostalgia del próximo adiós del Azul, antes de partir al Estadio Azteca en julio próximo, y de un sinfín de ocasiones en las que ganando, terminaban perdiendo.

Su público, cada vez menos representado en la Tribuna, con la traición de su Directiva, una más, al haber incrementado más del 100% el boletaje, había permanecido estoico, se había ilusionado en el juego con poco, y había decidido partir con el último suspiro de esperanza.

Y así celebró un empate en tiempo de compensación como si fuera el pase a la Liguilla, aunque por lo que realmente gritaban y saltaban, era por un final de partido distinto, tan apartado a lo que están acostumbrados, a esa palabra que no quiero volver a mencionar, pero que empieza con cruz, y termina con ada.

Un Faraón de clase mundial

Este fin de semana, Mohamed Salah firmó dos quiebres de cintura cuya patente le pertenecen a Messi, y cuatro goles en un partido que va de acuerdo a la extraordinaria campaña que está realizando en la Premier para el Liverpool (28 goles).

El egipcio lidera la clasificación de la Bota de Oro con 56 puntos, en un selecto Top 10: Messi (50), Immobile, Cavani y Kane (48), Jonas y Lewandowski (46), Icardi y Ronaldo (44) y el Kun Agüero (42).

¿Será una de las luminarias en Rusia 2018? Ya veremos.


Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es). Este contenido no representa la visión de Univision Deportes.


Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Opinión Deportes

Más contenido de tu interés