null: nullpx
Real Madrid

Te eché mucho de menos: Real Madrid gana y el Bernabéu se rinde a su míster Zidane

En el Celta de Vigo el mexicano Néstor Araujo tuvo tan mala fortuna que resbaló en el 2-0 anotado por Gareth Bale.
16 Mar 2019 – 1:13 PM EDT

La jornada 28 de La Liga trajo la vuelta del míster Zinedine Zidane al Santiago Bernabéu tras nueve meses de ausencia voluntaria. Y lo hizo con su guardia pretoriana de incondicionales como Isco Alarcón, Marcelo, Gareth Bale y Keylor Navas.

En la otra vereda, la del Celta de Vigo, el mexicano Néstor Araujo arrancó como defensa central por derecha en la línea de cuatro del míster Fran Escribá, quien buscaba su primera victoria en su segundo partido en el banquillo gallego.

Pese a que Bale realizó un espectacular remate con patada de karate, durante los primeros 45 las mejores ocasiones fueron para los visitantes. El charrúa Maxi Gómez primero tuvo un testarazo a boca de jarro bien rechazado por Navas, y posteriormente el mismo Gómez bajó un balón para disparo apenas desviado del danés Pione Sisto.

En fotos: Isco y Bale respondieron con goles en el regreso de Zidane al Real Madrid

Loading
Cargando galería


Para los segundos 45 la escuadra merengue se volcó con todo sobre la meta de Rubén Blanco.

Karim Benzema con sus típicos movimientos sin balón permitía la entrada sorpresiva de sus compañeros. Producto del domininio blanco, Luka Modric prendió una volea a la salida de un córner que entró al fondo de la portería, aunque el gol fue invalidado mediante revisión de VAR porque Raphael Varanne tapó a Blanco en fuera de juego.

El 1-0 del Madrid llegó al minuto 60 cuando Marco Asensio galopó hallando a Benzema por izquierda. Desde ahí, el astuto goleador francés arrastró el marcaje de Araujo y, acto seguido, vio a Isco en el área chica. Lo demás fue coser y cantar y festejar.

Araujo sufrió un infortunio en el 2-0 de los merengues, ya que resbaló en el momento más inoportuno al intentar rechazar un servicio de Marcelo. La pelota llegó mansa al galés Bale cuyo tiro, un poco defectuoso, de cualquier modo acabó en el fondo de la red.

Durante los últimos diez minutos Zidane sacó a Modric y reforzó su medio campo con jóvenes futbolistas como Dani Ceballos y el uruguayo Federico Valverde. De modo que así cerró el partido y se embolsó tres puntos para congraciar su vuelta ante la feligresía madridista coreando su nombre en el Templo Blanco.

Volvió el apóstol Zidane.

RELACIONADOS:Real MadridCelta de Vigo

Más contenido de tu interés